fbpx

Vio a un oso en peligro de extinción y pensó que era un perro. Lo llevó a casa y terminó arrestada

Suele ser común que la gente confunda a los perros con lobos, o incluso con zorros… sin embargo, una cantante de Kuala Lampur se lleva el récord al confundirlo con un pequeño oso. O al menos eso fue lo que dijo cuando le pidieron explicaciones.

Resulta que Zarith Sofia Yasin, de 27 años, fue denunciada por los vecinos de tener a un oso en su apartamento luego de que escucharan al animal rugir desde la ventana. Incluso pudieron fotografiarlo para tener pruebas de lo que decían.

Y aunque nadie esperaba que fuera cierto, ellos tenían razón. 

AsiaWire

La chica -que saltó a la fama después de participar en el show televisivo de talentos «Rockanova»– había encontrado a un oso en peligro de extinción dos semanas antes en las afueras de la ciudad y lo había llevado a casa para que recuperara su salud.

«Era de noche cuando encontré al cachorro de oso en un estado debilitado al lado de la carretera, y pensé que era un perro» aseguró intentando justificar por qué lo había llevado a su casa.

Si bien luego descubrió que era un oso, de todas formas lo llamó Bruno y según sus propias palabras, había planeado liberarlo de nuevo en la naturaleza cuando se recuperara en lugar de tenerlo como mascota.

AsiaWire

Y tampoco quería entregarlo a un zoológico porque según ella, no se ven en las mejores condiciones.

«Sé que el oso no se puede criar, no se puede tener como mascota. Sólo quería salvar al oso, no tenía intención de explotarlo«.

Lo cierto es que Zarith fue arrestada por las autoridades después de que allanaron su departamento y encontraron al oso que se cree que tiene alrededor de seis meses de vida. Por ello podría enfrentar 10 años de prisión o una multa de hasta 50 mil dólares.

Pero ella se declaró inocente de todo lo que se le acusa.

AsiaWire

«Tengo un negocio durante el día y por la noche canto. ¿Cuándo tengo tiempo para vender animales? Esta no es la forma en que me gano la vida. Animales como ese no están a la venta» aseguró detallando que no lo había puesto en una jaula porque no quería que estuviera allí demasiado tiempo, pues habría sido muy cruel.

«Si Bruno pudiera hablar, seguramente diría que la comida que le di estaba deliciosa. ¡Comió chocolates!»

AsiaWire

Por ahora la chica fue liberada bajo fianza y deberá asistir al tribunal durante el próximo mes.