Vecinos en Texas ayudan a trasladar a una tortuga gigante de más de 360 kilos para protegerla del frío

Varias ciudades en Estados Unidos se han visto afectadas con las frías condiciones meteorológicas y muchas personas han sufrido con las bajas temperaturas, aunque no han sido las únicas porque los animales también lo han pasado mal. Resulta que en Texas, una mujer dueña de una tortuga de más de 360 kilos está enormemente agradecida de su comunidad debido a que la ayudaron a trasladar a su mascota a un lugar caliente para poder protegerla del frío.

Austin Beck

Vicki Boening vive en Pflugerville, Texas, y estaba profundamente preocupada por Big Al, su tortuga gigante Aldabra, de 26 años y 800 libras (unos 360 kilos). Hacía mucho frío y si no la movía del lugar donde estaba podía morir debido a las bajas temperaturas.

Vicki mantiene a Big Al en un cobertizo aislado y con calefacción en el patio trasero de su casa. Sin embargo, gracias a las tormentas registradas los últimos días de febrero, su casa y el generador que tenía de respaldo se quedaron sin electricidad.

La mujer contó a FOX 7 que su tortuga Big Al “tenía dos compañeros y murieron en la tormenta de hielo que acabamos de tener. Así que ahora está muy solo”. Agregó también que la temperatura sigue siendo muy baja y que “aún hace demasiado frío para ellos. Las chicas simplemente no lo lograron”.

Captura FOX 7

Cuando los vecinos de Vicki se enteraron de su situación no dudaron en ir a ayudar. Tomaron un pedazo de lona y entre todos arrastraron a Big Al hacia la casa de su dueña. Lo dejaron en su habitación porque “lo necesitaba lo más abrigado posible. Le di mi manta eléctrica. Afortunadamente, para entonces ya teníamos electricidad”, contó la mujer a FOX 7.

Austin Beck

Por ahora, la tortuga gigante está bajo el cuidado de un veterinario y todos están trabajando para que Big Al se alimente. Vicki se aferra a cada mínima demostración de su mascota por comer algo, incluso tomar agua.

Captura FOX 7

“He tenido gente que viene todos los días sólo para acariciarlo. Él le da a otras personas un alivio calmante”, contó Vicki y agregó que las facturas en el veterinario actualmente suman más de 2 mil dólares, por lo que se creó una página en GoFundMe para recaudar dinero y así poder pagarlas.