Vecinos apoyan a hombre sin hogar al que le enveneraron sus perros. Perdió unos amigos, ganó otros

Una cruel historia de maltrato animal terminó con un esperanzador final para don Luis, un hombre adulto mayor que vive en un terreno baldío en el municipio de Tlaquepaque, México, junto a unos 30 perros callejeros que él cuidaba y alimentaba. 

El pasado 12 de noviembre, según consigna El Informador, un hombre que no ha sido identificado ingresó hasta el lugar donde vivía don Luis para regalarle alimento para perro a sus mascotas. Todo parecía ser un acto de caridad del hombre hacia los perritos de don Luis, hasta que los animales comenzaron a actuar de forma extraña y luego de unos días, 17 de ellos fallecieron. Habían sido envenenados. 

La historia se supo en el grupo de Facebook llamado Los que vivimos en Los Olivos, Tlaquepaque, en donde los usuarios reaccionaron con indignación ante el envenenamiento masivo de los perros que vivían con don Luis.

Ante eso, los vecinos del lugar se organizaron para ir en ayuda de este hombre y le limpiaron el sitio donde él vive, para darle apoyo por la pérdida.

Facebook Los que vivimos en Los Olivos, Tlaquepaque

Además, el hombre intentaba dar en adopción a los perros para que consiguieran una familia. “Ellos son mis niños, pero si yo puedo ponerlos en una casa donde estén más mejor, aquí tengo un cochinero“, dijo a El Informador en esa oportunidad.

Facebook Alberto Alfaro García

Para Luis la situación era de tristeza, no solo por la muerte de sus “niños”, que era como llamaba a sus perros, sino que porque le daba pena que los vecinos se hubieran organizado para ir en su ayuda, ya que no le gusta la situación en la que vive. Según informa Bajo Palabra, Luis explicó que solo le quedaron seis canes vivos, a quienes intentará conseguirles un nuevo hogar.

Facebook Alberto Alfaro García

Pero la noticia se viralizó tanto que llegó hasta el regidor de la ciudad, Alberto Alfaro García, quien se comprometió a ayudar al adulto mayor. La autoridad se acercó hasta el hombre y lo llevó al médico, dentista, peluquero, le compró ropa nueva y le dijo que le arreglaría su hogar. Alfaro García además anunció una nueva campaña de esterilización para 100 perros callejeros.

De una tragedia como un envenenamiento masivo de perros logró aflorar la parte buena y solidaria de la sociedad. Todavía quedan esperanzas en la humanidad.