fbpx

Vecinas españolas tejen bandera gay de 50 metros para cubrir su calle. Mostraron su colorido apoyo

Cuando empezó el confinamiento por el coronavirus, algunas personas lo aprovecharon para descansar, hacer ejercicio o ponerse al día con esa serie o libro que dejaron de lado debido a la falta de tiempo.

Otras, en cambio, se han encargado de hacer de su tiempo de cuarentena algo productivo y ayudar a los demás de cualquier forma posible.

Este es el caso de Carmen Romero y 12 vecinas de Aguilar de la Frontera, quienes disponían de su confinamiento para coser mascarillas y así colaborar en la lucha contra la pandemia del COVID-19.

AP

Sin embargo, la necesidad de mascarillas disminuyó luego de que se controlaran los brotes de la enfermedad en su natal España.

Esto las hizo buscar un nuevo objetivo, y considerando que se acercaba el mes del Orgullo Gay, estas vecinas decidieron usar ese tiempo disponible en tejer 50 metros de bandera LGTB de ganchillo.

@dlarosaz

Este lunes lograron terminar la bandera arcoíris que cubre una de las calles del municipio y brindará sombra, color y diversidad durante la celebración del mes del Orgullo LGTBI+, reportó el sitio Oveja Negra.

Carmen, que desde pequeña se defiende bien con el croché y quien realizó las bandas roja y naranja, cuenta que ha dedicado más de 45 horas a realizar la bandera.

“Me ha dado mucha emoción ver el toldo puesto este lunes, ha sido mi mayor entretenimiento de la cuarentena”, y agregó que “era muy divertido hablar con todas las costureras y ver cómo, cada una en su casa, íbamos avanzando”.

@dlarosaz

El Ayuntamiento de la localidad había pensado en poner un toldo de paraguas con los colores de la bandera. Pero surgió la idea de utilizar lana sintética y la técnica de croché para tejer el toldo, lo que “es una herencia de igualdad que podrá permanecer durante generaciones en nuestra ciudad”, explicó la concejala de Igualdad y Bienestar del municipio, Carmen Zurera.

@dlarosaz

Fueron 13 voluntarias de La Asociación Poley Fibromialgia de Aguilar las que unieron fuerzas para realizar esta bandera arcoíris de ganchillo. Al terminarse todos los colores, Carmen Romero y Carmen Zurera fueron quienes unieron todos los colores.

“El día antes de ponerlo estuve hasta las 2:00 de la mañana cosiendo la bandera. Es como si le hubiera hecho una bufanda gigante a algún nieto”, cuenta Zurera.

@dlarosaz

La iniciativa se dio a conocer luego que el hijo de una de las costureras, Pablo de la Rosa, publicara en Twitter las fotos y obtuviera más de 68 mil reacciones de personas que aplaudieron la iniciativa de estas aliadas y agradecieron su dedicación para hacer del mundo un lugar mas amable y tolerante. 

Estas mujeres se esforzaron para demostrar que en su calle sólo hay espacio para la tolerancia: el odio no puede entrar a esa colorida avenida.