fbpx

Tras el abandono, este hombre salvó la vida a este par de zorros. Ahora los tres son inseparables

Patsy Gibbons es un tierno anciano que vive en Kilkenny, Irlanda que durante unos de sus paseos encontró algo inimaginable y que cambiaría su vida por completo. Con su avanzada edad lo menos que esperarías es que se haría padre pero así fue, la vida le hizo adoptar a dos tiernos zorros a quien cuida de manera espectacular.

Durante una caminata, de esas que suelen hacer las personas para mantenerse saludables, encontró a este par de cachorros abandonados. El clima frío, la falta de comida y atención no mejoraba la situación por lo que decidió llevarlos a casa hasta que pudiesen valerse por sí mismos.

The Irish Examiner

Por suerte los zorros se recuperaron rápido y ahora gozan de un buen estado de salud, tienen el peso y el tamaño perfecto para cumplir con su vida silvestre. Por esto Gibbons decidió devolverlos pero algo inesperado ocurrió.

The Irish Examiner

Una vez que aquel amable anciano decidió que era hora de volver a la naturaleza los soltó y de forma insistente los impulsaba a ser completamente libres, pero no se esperaba que los zorros se encariñaron tanto con él que se negaron abandonarlos. Patsy no pudo negar tampoco el afecto que les tenía y fue así como volvieron a casa juntos.

The Irish Examiner

Ahora la nueva familia Gibbons es un centro de atracción en su localidad e inclusive de Europa, especialmente para los niños quienes se acercan a conocer a Grainne y Minnie. 

“Ahora tengo personas de todo el país y, de hecho, del Reino Unido que me piden consejos para cuidar de los zorros”

The Irish Examiner

El nuevo cuidador de estas maravillosas mascotas aseguró al The Irish Examiner que a pesar de no ser un experto se alegra de asesorar con lo que sabe a personas interesadas en proteger a estos animales. Patsy además de sus dos zorros, tiene en su hogar a 28 gallinas, 12 patos, 2 perros y dos gatos quienes viven juntos en armonía.

The Irish Examiner

Esta divertida familia nos demuestra que no importa cuán salvaje o silvestre sea un animal, nadie se resiste al amor y al calor de un hogar.