“Tienes derecho a ser fea”: Mujer defiende la aceptación femenina. No tienen por qué agradar a nadie

Si pensamos en las cosas que más daño le han hecho a la sociedad moderna, una de ellas es la amplia gama de patrones y tradiciones de belleza a las que las mujeres se ven enfrentadas casi desde que nacen.

Si bien el paradigma ahora último está cambiando para bien, hasta hace pocos años, las mujeres eran formadas cosa de parecer “bonitas” y “femeninas” con su ropa, aspecto físico y maquillaje. Para qué decir el sufrimiento que vivieron algunas mujeres discriminadas por sus cuerpos, entre varios otros machismos que impregnan esta situación.

Imagen de referencia. (Pixabay)

Afortunadamente, los patrones de belleza han sido combatidos y vencidos gracias a muchas mujeres que han salido al paso aprendiendo a valorarse y quererse, a pesar de los estereotipos con las que puedan ser marcadas. Por lo mismo, han incentivado a muchas mujeres a hacer lo mismo y combatir el odio caso a caso.

Alexandra Gurgel, una escritora y periodista brasileña con un millón de seguidores en Instagram, usó esa misma plataforma para entregar un poderoso mensaje hace unos meses. En el video, la activista y fundadora del movimiento Corpo Libre habló del derecho que tienen las mujeres “a ser feas”.

En dicho video, Alexandra aconseja a sus seguidoras que dejen de lado esa imposición que les hace la sociedad de tener que complacerla con belleza y un cuerpo “perfecto”. A su vez, criticó los procedimientos de cirugía plástica —muy comunes en todo el mundo— ya que perpetúan el problema y no atacan el fondo, que es la necesidad de cuadrarse con un patrón impuesto por las costumbres.

A su vez, Gurgel compara la concepción de belleza entre hombres y mujeres en la sociedad y hace su propio análisis al respecto. En el caso masculino, un aspecto físico “feo” puede ser compensado con inteligencia, talento u otra cualidad; para las mujeres en tanto, no hay nada que compense y es casi una obligación mantenerse bonitas.

Respecto a la frase particular del “derecho a ser fea”, la mujer explicó que se refería a “ser quien eres, sin preocuparte exactamente de lo que es ser fea o guapa”. Al finalizar, resume diciendo que la autoaceptación es básicamente tener la madurez necesaria para lidiar con la imagen personal, las emociones que nos genera y aceptar que hay cosas de nosotros que simplemente no nos gustan. 

Alexandra cierra diciendo que las mujeres no deben esperar tener un “cuerpo perfecto” para comenzar sus vidas. Un mensaje que debería calar hondo, ¡ya que tiene todo el sentido del mundo!