fbpx

Si creías que tenías mala suerte: el crudo relato del hombre que sobrevivió a dos bombas atómicas

En 1945 se vivió una de las tragedias más grandes de la historia y que vendría a concluir de manera cruda la Segunda Guerra Mundial. El presidente de Estados Unidos, Harry Truman, ordenaba lanzar dos bombas atómicas sobre Japón, específicamente en Hiroshima y Nagasaki, donde miles de personas perdieron la vida.

El ataque devastó al país casi entero y lo obligó a rendirse. Las bombas dejaron un saldo de 220 mil muertos, entre ellos 140 civiles murieron en Hiroshima, mientras que en Nagasaki fueron 80 mil.

Muchas personas, por otro lado, recibieron los efectos de la radiación y perdieron la vida con el tiempo. Excepto algunos, como Tsutomu Yamaguchi.

Wikimedia Commons

Yamaguchi era un ingeniero japonés que en ese entonces tenía 29 años. Él estuvo en las dos ciudades donde estallaron las bombas, fue testigo de ambas tragedias, y sobrevivió a ambas.

Según relata el diario El País, Yamaguchi estaba encargado de supervisar los trabajos de un astillero en Hiroshima. Era su primer trabajo como jefe de proyecto.

El día en que lanzaron la primera bomba, Little boy, Yamaguchi estaba a tres kilómetros de la zona de explosión. Fue ahí donde presenció el hongo que formó la detonación.

En una entrevista con The Guardian, el hombre afirmó que vio cómo el avión «Enola Gay» voló por la zona y dejó caer dos paracaídas.

«Los observé descender y de repente fue como un flash de magnesio, un gran flash en el cielo, y luego salté por los aires. Cuando abrí los ojos, todo estaba oscuro. Pensé que había muerto, pero la oscuridad se abrió y comprendí que estaba vivo»

-Tsutomu Yamaguchi a The Guardian

Pero Yamaguchi no salvó ileso, sufrió terribles heridas en brazos, piernas y su rostro. Y, aunque no estaba al borde de la muerte, fue vendado completamente y enviado desde el hospital a su casa, pues los médicos no podían hacer más debido a la cantidad de personas. 

Wikimedia Commons

Debido a la radiación que se emitió sobre Hiroshima, la compañía Mitsubishi Corporation, donde trabajaba el ingeniero, ordenó a sus empleados que se trasladaran a otras ciudades, pues en ese lugar ya no se podía estar. Así fue como Yamaguchi emprendió un viaje de 400 kilómetros hacia Nagasaki, su ciudad natal.

Cuando el hombre llegó a Nagasaki poco se sabía sobre lo que había pasado en Hiroshima, de hecho muchos le cuestionaban por qué estaba vendado y no le creían lo que había pasado. Y así fue como se dirigió a la sede de Nagasaki de Mitsubishi para contar lo que había pasado en la otra ciudad.

Y la bomba «Fat man» cayó sobre Nagasaki a las 11:01 de la mañana. De inmediato fallecieron entre 35 mil y 40 mil personas.

«Le estaba contando a mi jefe de Nagasaki que una bomba había arrasado con toda la ciudad de Hiroshima. Él me decía que yo estaba loco cuando al mismo tiempo cayó la bomba sobre Nagasaki»

-Tsutomu Yamaguchi a BBC

Las heridas de Yamaguchi se profundizaron y ante el dolor el hombre se desmayó. Despertó una semana después en el hospital, con fiebre, pero había sobrevivido nuevamente.

Wikimedia Commons

En ese momento, una enfermera le contó que Japón se había rendido y que ya no habría más guerra entre el país y Estados Unidos. Yamaguchi estaba admirado, al igual que el gobierno nipón.

«El hecho de que he sobrevivido doblemente a las radiaciones de las bombas atómicas es hoy un asunto oficial en el gobierno japonés. Ahora puedo contarles a los jóvenes mi terrible historia y todo el mundo sabrá lo que viví, incluso después de mi muerte”.

-Tsutomu Yamaguchi a BBC

Yamaguchi en sus últimos años de vida se dedicó a promover la paz mundial y la desmilitarización. Se convirtió en el único sobreviviente de ambas bombas atómicas y fue reconocido oficialmente en Japón por el hecho, aunque se cree que otras 160 personas vivieron una situación similar. 

El País

Y aunque estuvo expuesto a la radiación nuclear por mucho tiempo, el hombre vivió hasta los 93 años de edad, y falleció en 2010 por un cáncer de estómago.