Rodeado de agua, sólo le quedaba nadar para salvarse. La fuerte corriente del río lo asustaba mucho

Estamos en temporada de huracanes y tifones a lo largo del mundo, los que han dejado bastantes estragos en las zonas donde han atacado.

Ya vimos lo que pasó con las lluvias e inundaciones en México por culpa del huracán Eta, y ahora los llevaremos a la zona de San Mateo en Filipinas, que hace unos días sufrió la furia del tifón Ulises. El río Marikina, que recorre el municipio, se desbordó y anegó varias casas del lugar, dejando a mucha gente en situación de calle.

ViralHog

Este video, compartido en YouTube el pasado jueves 12 de noviembre, mostró una realidad distinta pero igual de compleja: la de un perrito callejero de la zona, que no supo qué hacer al verse rodeado de agua turbia y torrentosa.

El perro está parado arriba de un delgado tubo de metal que flota a la altura del techo de un cobertizo, lo que indica la gran cantidad de agua que se acumuló en el lugar. El can trató de avanzar a duras penas sobre el tubo para no caerse, pero la inercia hizo lo suyo y el animal terminó en el agua.

ViralHog

Sin embargo, en una situación tan angustiante como valerosa, el perrito se armó de valor y comenzó a nadar contra la corriente para llegar al otro lado del río, donde había una serie de tablas montadas ideales para descansar un rato.

El esfuerzo del can fue enorme; en un minuto se ve como si se lo fuese a tragar la corriente, pero aguantó como un campeón y logró llegar al otro lado, ayudado por los vítores y apoyo de quienes estaban presenciando la escena.

Esperamos que el perrito haya sido asistido después de ese tremendo esfuerzo; su actuar demuestra que la necesidad de estar vivo siempre será la más genuina y primitiva de los seres vivos.