Príncipe Harry y Meghan Markle hicieron donación para reparar un refugio. Se destruyó tras tormenta

El invierno ha sido duro en Estados Unidos, sobre todo en el estado de Texas que fue azotado por varios días de devastadoras tormentas invernales que provocaron diversos problemas como cortes de carreteras y daños estructurales en edificios y viviendas, los cuales paralizaron casi por completo la zona.

Y ante aquel desastre natural, el príncipe Harry y la duquesa de Sussex, Meghan, fueron testigos cercanos. La pareja ya lleva un tiempo viviendo en el país norteamericano y recientemente sorprendieron con un gran gesto de solidaridad.

AP

Según informó CNN, entre los edificios que quedaron destruidos con el feroz paso de la tormenta estaba un refugio llamado “Genesis Women’s Shelter & Support”, que según su página web tiene como objetivo “brindar seguridad, refugio y apoyo a las mujeres que han sufrido violencia doméstica, y concienciar sobre su causa, prevalencia e impacto“.

El edificio de la institución quedó casi inutilizable, luego de que su techo se destruyera producto de las nevazones y la humedad. Afortunadamente las personas que en ese momento se guarecían de los embates del crudo invierno estadounidense quedaron ilesas y fueron trasladadas hasta un lugar seguro.

Twitter Genesis Women’s Shelter & Support

Desde la entidad, su director ejecutivo, Jan Langbein, emitió un comunicado en que informaba de una donación hecha por la pareja real para ayudar a la reconstrucción. Según Langbein “este obsequio no solo cubrirá nuestras necesidades críticas, sino que también destaca a nivel internacional la violencia contra las mujeres y los niños, permitiendo que los sobrevivientes sepan que no están solos“.

En Twitter, la organización informó que Harry y Meghan “a través de su organización sin fines de lucro, nos apoyan reemplazando el techo en nuestra instalación de vivienda de transición y ayudándonos a satisfacer nuestras necesidades inmediatas“.

Twitter Genesis Women’s Shelter & Support

En CNN se consignó que millones de personas en esa zona quedaron sin electricidad debido a la tormenta, e incluso con el agua cortada durante días. El refugio por su parte, tuvo que cerrar momentáneamente, mientras se inician los trabajos de reconstrucción.

“A pesar de las devastadoras tormentas invernales aquí en Texas, nuestros corazones se han reconfortado con el apoyo y la generosidad de personas de los 50 estados y cinco países extranjeros”, detalló Langbein, quien hizo hincapié en que la donación hecha por Harry y Meghan no ha sido la única.