Policías italianos rescataron a un perrito abandonado en la carretera. Lo regresaron a su hogar

Puede que sea por las películas, series o lo que vemos generalmente en los noticieros de televisión, pero todos tendemos a pensar que el día a día de un policía transcurre entre perseguir a peligrosos delincuentes, enfrentarse a estafadores o desbaratar emporios dedicados al tráfico de sustancias ilícitas. Salvo que estemos hablando de una verdadera nación fallida (aunque en ellas, las fuerzas del orden no son las más efectivas tampoco), el día a día de un policía tiende a ser bastante más tranquilo que esta imagen tan de película de acción. 

@questuradimodena_officialpage

Prueba de ello es la historia que compartieron por su Instagram la prefectura de policía de Modena, Italia, donde demostraron que su día a día no es solo violencia, arrestos y peligro, sino que también, a veces hay espacio para la compasión y la ternura. 

Esto debido a la fotografía en la que se vieron a dos de sus efectivos intentando convencer a un cachorro de que los deje ayudarlo.

@questuradimodena_officialpage

La fotografía fue tomada al costado de una carretera local, donde los efectivos descubrieron al cachorro. Este se encontraba cansado, recostado a la sombra: probablemente se hallaba bastante asustado luego de dejar su hogar y darse cuenta que ya no encontraba el camino de regreso. Por esto fue que los efectivos decidieron detener su día para prestarle un poco de ayuda. 

@questuradimodena_officialpage

Las cosas no fueron color de rosa de inmediato: el cachorro se resistió a recibir ayuda, mostrándose asustado y desconfiado.

@questuradimodena_officialpage

Pero los efectivos policiales consiguieron que confiara en ellos, permitiéndoles que lo subieran al coche con ellos y lo llevaran a un lugar más seguro. Luego comenzó una búsqueda de sus dueños, la que por suerte dio rápidamente con un anuncio online. Se buscaba a un perro caucásico, que se había escapado de casa hace un poco menos de 24 horas. 

@questuradimodena_officialpage

Los policías de Modena llamaron a quien había puesto el anuncio, anunciándoles que ya podían relajarse: su perro no solo estaba en buenas manos, sino que luego de tomar un poco de agua y degustar algunos bocados de los almuerzos de los mismos efectivos de la policía, ya recuperaba las energías perdidas. La historia también fue compartida por el Facebook que cuenta historias de los de policías locales, Agente Lisa. Fue por medio de esta que se pudo dar con los dueños del cachorro, demostrando que las autoridades locales tienen un manejo muy hábil de los servicios de rescate de mascotas.