Perrito perdió todo su pelaje al quedar abandonado y una mujer le salvó la vida. Sanó sus heridas

Todos los animales merecen un buen trato, pero no todos los reciben. Por ello, es importante tenderle una mano amiga a cualquier mascota que haya sufrido una vida de desgracias, debido a la crueldad de sus antiguos dueños.

Afortunadamente, el mundo no solo está lleno de personas malas sino que en gran porcentaje existen quienes son solidarios con los más vulnerables y aquellos que necesiten ayuda. Así es el caso de Mei Ing Miranthi Sae Puang, una mujer de Tailandia que es sensible a los animales abandonados y maltratados.

Mei Ing Miranthi Sae Puang

Por esa razón, no puede seguir de largo cuando está en presencia de un peludo que ha sufrido los peores tratos. Motivada por ese espíritu solidario, Mei decidió ayudar a un perrito abandonado que encontró en las calles de este país asiático.

Este canino se encontraba en condiciones sumamente graves. Había perdido la mayoría de su pelaje, debido a una enfermedad que jamás fue tratada y terminó por dejarlo con la piel desnuda, pero también afectada. Con suerte, esta gentil mujer lo escuchó llorando y supo que lo mejor que podía hacer en esas circunstancias era rescatarlo.

Mei Ing Miranthi Sae Puang

Según reseñó en su canal en Youtube AnimalSTEP Official, lo primero que hizo Mei al encontrarse a este can fue llevarlo hasta una clínica veterinaria para atenderlo de emergencia y recibir un diagnóstico general de su salud.

“Este pobre perrito estaba muy descuidado. Había sufrido una enfermedad grave de la piel y nadie lo llevó al veterinario, lo dejaron sin tratamiento. Había sufrido durante toda su vida. Una buena vecina lo llevó a un veterinario. Recibió ayuda médica y refugio“, dijo esta organización.

Mei Ing Miranthi Sae Puang

“Presentó una buena recuperación. Muchísimas gracias a Mei Ing Miranthi Sae Puang por cuidar de él. Además, gracias a todas las donaciones cubrió sus facturas médicas”, agregó.

Mei Ing Miranthi Sae Puang

El mundo necesita más acciones como el de esta mujer. No hay forma de agradecerle.