fbpx

Perrita callejera se rehusaba a ser adoptada. Mantenía escondidos a 10 cachorros que debía alimentar

La gran mayoría de los perros callejeros sufren mucho pues deben vivir defendiéndose y buscando comida día a día. Deben hurgar en la basura de las personas, en cañerías, en las calles, todo para poder conseguir un poco de alimento. Y cuando son perritas y tienen cachorros la situación es aún más precaria, pues tiene varias bocas que alimentar.

Betty Boop fue, durante mucho tiempo, una de esas perritas. Krystle Woodward la encontró en la calle y quiso darle de comer. Pensó que quizás hasta podría adoptarla, pero cuando se le acercó Betty Boop salía corriendo, como si estuviese preocupada por algo.

Jukin Media

Durante varios días intentaron tomarla pero la perrita se rehusaba, hasta que un día Woodward y su esposo lograron sostenerla. La bañaron y la llevaron al veterinario para examinarla pero Betty Boop volvió a escapar.

Se preguntaban por qué una perrita en su situación preferiría vivir en la calle, y comenzaron a sospechar que algo escondía.

Jukin Media
Jukin Media

Un día, la siguieron y ella los llevó hasta su escondite secreto. Como supusieron, la perrita era madre de diez cachorros que necesitaban de su ayuda, de lo contrario no sobrevivirían.

Woodward y su esposo se ganaron la confianza de ella, y así pudieron ayudarse entre todos. En el video, es evidente que todos sintieron mucha emoción, incluso Betty Boop, quien por fin podría ayudar a sus bebés.