fbpx

Perdió a su hijo y recibió un oso de peluche con el latido de su corazón. Lo dio a quien lo tiene hoy

La vida de John Reid cambió bruscamente en el enero del 2019. Su hijo mayor, Dakota, de 16 años, fallecía en ese mes producto de un accidente automovilístico. La pérdida de su primogénito, su orgullo, significó un golpe brusco, a nivel emocional y en cómo veía la vida. De sus cuatro niños y jóvenes regalones solo quedaban tres, y los días en la casa dejaron de ser los mismos.

Stephanie Reid

Pero para John, la sonrisa de Dakota nunca se apagó. Vive en el recuerdo. Además de que sus buenos sentimientos siguen presentes en las personas que conoció y también en quienes ayudó. Incluyendo a quienes socorrió aún estando fallecido.

Stephanie Reid

Porque tras su muerte, sus órganos fueron donados, respetándose así su voluntad y lo que enorgullecía a su padre. John puede sonreír orgullosamente gracias a su hijo, aun cuando él ya se encuentre difunto.

«Dar el regalo de la vida es continuar el plan de Dios tanto para las familias donantes como para el receptor (…) Queremos compartir nuestras historias para promover las donaciones de órganos y mostrar cómo realmente ayuda a las familias donantes a sanar»

– contó John a CBS News.

Stephanie Reid

Y uno de los órganos de Dakota llegaron a Robert O’Connor. Siendo esta persona el receptor de su corazón. Quien después de la operación de trasplante del órgano, siguió en contacto con el papá del joven que le salvó la vida.

Stephanie Reid

De hecho hablan a diario. Es tanto lo bien que se llevan, y el cariño que se tienen, que este último le dio un obsequio. Un oso de peluche muy especial, uno que tiene el latido del corazón de su hijo.

Stephanie Reid

«Cuando obtuve el oso, mi corazón se llenó de alegría. No esperaba nada de esto (…) Nunca me alejé del lado de Dakota. Por la noche, recostaba mi cabeza sobre su pecho por horas, todas las noches, escuchando los latidos de su corazón. Ahora, gracias a Bob, ¡puedo enumerar [sic] sus latidos de nuevo!»

– dijo emocionado este papá.

Stephanie Reid

El oso de peluche también tenía escrito un mensaje que traducido, dice: «El mejor papá de todos»No siendo por cierto Robert la única persona beneficiada por la solidaridad de Dakota y su familia. Sino que también, un granjero llamó agradeciendo por el riñón y el páncreas, además de que ahora un joven de 21 años puede ver gracias a los ojos del hijo, y orgullo, de John.

«Nos ha ayudado mucho saber que ayudó a salvar vidas. Es la mejor curación y consuelo que podría pedir»

– declara feliz y emocionado, John.

Y cómo no. Si es papá de un hijo, que aún en su muerte, ha sido una luz en su vida.