Pequeño ciego cumple su anhelo de conocer y tocar el rostro de un payaso. Pudo vestirse con su nariz

Todo niño tiene un sueño. Muchos anhelan ser jugadores de fútbol, otros con conocer Disneyland o cualquier parque de diversiones. El pequeño Paulo Rangel, que es ciego (al parecer) desde nacimiento, tenía un sueño bastante particular, que afortunadamente pudo cumplir hace algunos días.

El Payaso Mazzaropi es famoso en la ciudad de Pau dos Ferros (RN, Brasil). Es admiración de muchos niños, por su enorme talento y nobleza. 

El niño ciego pudo cumplir el gran anhelo de su vida y conocer a Mazzaropi, recorriendo su rostro con sus pequeñas manos. Incluso le prestó su peluca y su nariz.

Metropoles

Iván, quien da vida al tierno payaso, instó a Paulo para que tocara su rostro y recorriera el maquillaje, con la nariz y la peluca. Así también tocó su vestimenta, tan tradicional en un payaso. 

“Ahora te has convertido en el payaso y yo soy tu fan. “Me preguntó cómo era hacer de payaso y se lo demostré tomando mis cosas y poniéndolas, algo que nunca había hecho antes”.

–explica el Ivan–

Metropoles

Rápidamente el noble gesto se hizo viral en redes sociales, desatando muchos corazones de ternura. No cualquier hace lo del payasito Mazzaropi, quien además es conocido por tener un programa de radio.

“Lo hago donde estas personas son bien tratadas, asistidas, porque la mayoría son discriminadas por la sociedad… Y son personas como nosotros, aún más especiales.

Mi sentimiento es de amor, de caridad por estas personas, incluso porque mi padre también tenía discapacidad visual . Viven un mundo lleno de reflexiones y enseñanzas para nosotros”.

–relata el artista–

Acá te compartimos un video publicado por el medio Metropoles:

Sin dudas que es un gesto para aplaudir de pie.

Un payaso es un ser lleno de nobleza, solidaridad y bondad, que diariamente se viste para sacar sonrisas y alegrar la vida.