Pequeño abraza a su perrita momentos después de partir a mejor vida: “Es triste cuando van al cielo”

Los perros son amigos para toda la vida y su partida siempre dejará profundas heridas en los corazones de su familia. Cuando a Buffy le tocó la hora de pasar a mejor vida, sus seres queridos quedaron desconsolados, pero en especial el pequeño de la casa.

Este es el caso de Robby, un chiquillo de Bunell, Florida, el cual sorprendió a su madre por lo maduro y sentimental que fue durante la muerte de su amiga peluda. Buffy, como se llamaba esta poodle, debido a su avanzada edad y problemas de salud, tuvo que ser puesta a dormir. De acuerdo a la madre, María Henry Gay, esta era la mejor opción.

María Henry Gay

“Bueno, hoy no salió como esperábamos, pero es en los tiempos más difíciles aprendemos las mejores lecciones y sentimos la más gratitud. Buffy tenía programado que le limpiaran y removieran los dientes, pero la Dra. Mac tenía la sensación de que necesitaba mirar un poco de trabajo de laboratorio antes de ponerla anestesia”, contó María en su cuenta en Facebook.

“Ella tenía razón; Buffy mostró signos de insuficiencia renal avanzada por lo que la anestesia no era una opción, como familia decidimos que lo más amable y amoroso que hacer sería dejarla ir antes de que ella perdiera su voluntad de vivir y dejara de comer y beber”, agregó la madre, al tomar la difícil decisión.

María Henry Gay

Esto ocurrió en febrero de 2020, cuando la María supo que debía involucrar a su hijo en las decisiones que se fueran a tomar para la perrita. Por ello, fue a buscarlo al colegio lo más pronto posible, para planificar qué hacer en esta caso tan delicado.

“En el camino allí me dijo que quería ser él quien la abrazara cuando ella se fuera al cielo. Y por supuesto, le di ese honor. De camino a casa le dije lo orgulloso que estaba de él por entender la importancia de cuidar a los animales viejos y ayudar a asegurarse de que nunca jamás sufrieran“, relató.

Además, quedó conmovida con las palabras de Robby, quien también es un hijo adoptado y quien conoce muy bien cómo pasar por la situación de soledad que atraviesan los perritos en los refugios, como lo vivió Buffy.

María Henry Gay

“Sé cómo se siente no ser amado ni cuidado y no quiero que ningún animal mío se sienta así. Solo es triste cuando van al cielo. Es un día feliz para ellos. Gracias por estar orgullosa de mí. ¿Estás bien, mamá?”, le comentó el chiquillo.

María también explicó que su familia suele adoptar perros ancianos, para darles la oportunidad de pasar la mejor vejez posible. Su hijo también se ha enamorado de esa costumbre, que entiende cada vez mejor.

“Lamentablemente, (Robby) sabe que cuanto más tiempo un niño permanece en hogares de guarda, menos probable es que sean adoptados. Me dijo una vez: ‘si todo lo que ustedes querían era un bebé, nunca me habrían conseguido’. Se relaciona con nuestros ‘ancianos‘, así llamamos nuestros perros mayores“, dijo la madre.

“También me ha recordado en varias ocasiones que no importa que tengas poco tiempo con algo o alguien, lo puedes querer mucho. Le pregunté a qué se refería y me dijo ‘bueno, solo me conoces desde hace dos años, pero me amas como si hubiera sido para siempre’. Sí, mi hijo es el mejor”, añadió María.

María Henry Gay

En redes sociales, en aquel momento, se volvió popular la fotografía del pequeño abrazando a su perrita por última vez.