Pastor alemán pasó 8 años en una jaula, sin juegos, espacio ni amor. Se recupera de tanto maltrato

Los perros abandonados merecen una nueva oportunidad y cuando la tienen demuestran que sus antiguas familias estaban equivocadas. Este es el caso de Rex, un pastor alemán que sufrió durante mucho tiempo maltrato y ahora, recuperado, es un ejemplo de superación.

A pesar de que los perros necesitan contar con espacio libre y tiempo de recreación, para drenar energías y poder jugar, es algo que le fue negado a Rex por mucho tiempo, porque este peludo vivía encerrado en una jaula, sufriendo las peores condiciones de vida.

Sociedad Protectora de Animales de Estrasburgo

Toda la vida de Rex se basaba en dormir entre lodo y sus propios deshechos, triste y sin esperanza de poder ver cambiar su destino. Afortunadamente, pudo ser rescatado por activistas defensores de los derechos animales.

Sociedad Protectora de Animales de Estrasburgo

“Aquí está Rex, de 8 años, que ha estado toda su vida en una cabaña, nunca ha salido, haciendo sus necesidades donde dormía. Sin juegos, sin interacción, solo en la soledad de estas cuatro paredes y a veces una puerta que se abría para deslizar croquetas o un cubo de agua. Los ruidos que podía escuchar y sus ladridos, arrojados al vacío de un mundo que se le prohibió“, dijo la Sociedad Protectora de Animales de Estrasburgo, Francia.

Sociedad Protectora de Animales de Estrasburgo

En una publicación en su cuenta en la red social Facebook, esta organización informó que el peludo ahora se encuentra en un mejor lugar recuperándose y dando muestras de lo buen compañero que puede ser en el futuro, por ser de una raza fuerte.

Sociedad Protectora de Animales de Estrasburgo
Sociedad Protectora de Animales de Estrasburgo

“Aunque nació de alto linaje, estos 8 años de vida sólo habrán sido sufrimiento y desesperación. Gracias a la ayuda de los bomberos pudimos hacer cargo de este perro que ahora está en el refugio. Esperamos que podamos socializarlo, enseñarle que el humano puede ser bueno y que es agradable tener un abrazo“, contó el refugio.

Sociedad Protectora de Animales de Estrasburgo

Además, se encuentra en la búsqueda de un hogar. “Está más en confianza con los humanos y resulta ser un perrito dócil, atento, que ama los abrazos y juega al fútbol. ¿Quién está disponible para ofrecerle lo mejor de las personas a este pastor alemán de alto linaje?”, dijo la cuenta en Facebook de Mes chouchous de la SPA.