fbpx

Paró su auto, subió a un perro callejero y fue al veterinario. Lo trató dignamente, sin ser su deber

Ayudar a los animales es nuestra misión. No podemos permitir que su dolor nos sea indiferente. Si ves alguno en aprietos, tienes que dejar lo que estas haciendo y velar por su seguridad. No importan que no tengan  hogar, siempre necesitan del cuidado de los humanos. Sino, ¿Para qué estamos en este mundo?

Una señora salvó de la muerte a un tierno perrito que se encontraba en mitad de la calle luchando por su vida. La mujer detuvo su vehículo, se estacionó a un costado del camino. Bajó de este para socorrerlo. No le importó el qué dirán de los transeúntes. Evitó un trágico final. Es toda una heroína.

Youtube.

El perro descansaba en un pedazo de cartón mientras ladraba por auxilio. Estaba desnutrido, deshidratado, lleno de heridas y cicatrices en su cuerpo. Lo más probable era que padeciera de una grave infección que lo tuviera al borde de su último aliento.

Youtube.

La dama le hizo cariño para que entrara en confianza con ella. Le acarició el lomo y su cara. Lo miró a los ojos y le prometió que todo iba a estar bien. Lo tomó entre sus brazos y lo llevó hasta el veterinario más cercano. Recibió los primeros auxilios.

Youtube.

Aún no se tiene certeza sobre cómo el animal llegó a ese estado, y si pudo recuperarse o no. Lo que sí sé es que esta mujer hizo todo lo necesario para salvar su vida de este indefenso ser y será recordada como toda una súper héroe.

Youtube.

El noble hecho quedó registrado en las cámaras de seguridad de las calles y fue subido a Facebook. Se llenó de felicitaciones por parte de esta dama. «Fue un noble gesto», «una valiente acción por parte de esta mujer», «quizás le dio una segunda oportunidad de vivir a este animalito», fueron algunos. El video ya tiene más de 66 mil reproducciones. Revísalo a continuación.

Como cualquier ser humano, los animales merecen respeto. Ellos sólo quieren darnos paz y amor. Nunca intentarán hacernos un mal. Felicitó a este señora, que al ver que este perrito necesitaba su ayuda, no dudó en dársela. Yo hubiese hecho lo mismo.