“No fue racismo”: Serena Williams perdonó mala imitación de colega tenista. Entiende las bromas

Una de las tenistas más populares del mundo es Serena Williams, pero no solo por su enorme talento dentro de la cancha, si no también porque se ha convertido en toda una personalidad del mundo del espectáculo, de la televisión y de la prensa en general.

Por eso, sus opiniones son siempre muy controvertidas, no le da miedo decir lo que piensa y defender lo que cree correcto. De hecho, una de sus últimas declaraciones han sido para apoyar a personalidades como Meghan Markle. 

Getty Images

Sin embargo, la situación que nos convoca tiene que ver con un hecho que pasó hace unos años y no ha dejado a nadie indiferente. A pesar de que Serena Williams ha acusado que ha sufrido de racismo a lo largo de su carrera, esa vez entendió el contexto. 

Resulta que durante un juego de tenis que enfrentaba a Caroline Wozniacki —la ex número 1 del mundo— y a Maria Sharapova en 2012, la primera de ellas hizo alusión a Williams al imitarla con un par de toallas puestas en el trasero y en los pechos. 

AP

La situación se popularizó en todo el mundo y no para bien, ya que usuarios en redes sociales decidieron atacar a Wozniacki y llamarla racista. “Esto no es ‘diversión inofensiva’ como lo describió un artículo. Es racista. Y el racismo absoluto. ¿Burlarse y burlarse de los cuerpos de las mujeres negras para reírse? Chica blanca muy divertida y estúpida. Muy gracioso”, dijo enfurecido un bloguero en Tumblr.

Otro bloguero señaló: “Puede que se haya hecho en ‘broma’, pero me encanta cómo la gente puede convertir el cuerpo y la sexualidad de una mujer negra en una caricatura”. 

Williams respondió 

Sin embargo, pese a que el hecho fue bastante criticado, la tenista salió en defensa de su compañera de tenis Caroline Wozniacki y aseguró en su momento que entendía que no había nada racista en su actuar.

“Sé quien es Caro y la llamaría mi amiga”, escribió. “Y no creo que ella (quiso decir) nada racista con eso“. “Debo agregar, si la gente se siente así, ella debería razonar y hacer algo diferente la próxima vez”, escribió despidiéndose con una carita sonriente con un emoticono en un correo electrónico para USA Today.

AP

Finalmente, defendió a su colega diciendo que “hay otros jugadores que hacen estas imitaciones todo el tiempo y no son tildados de racistas”. 

Un momento que quedará para la historia y que para Serena Williams fueron solo risas.