Niña de 4 años se encarga de alimentar a una cabra con discapacidad. Le da usando sus propias manos

Pocas cosas existen más satisfactorias para los padres, que ver los frutos de sus esfuerzos reflejados en buenas conductas de parte de sus hijos. Darles lecciones de bondad y compasión es una cosa que se hace confiando en que los chicos van a saber aplicarlas y vivir bajo ellas como sus normas. Pero tener pruebas de que los chicos las internalizaron, es algo muy distinto. 

Esa fue exactamente la clase de satisfacción que la pequeña Gaby de cuatro años le dio, al demostrar que su compasión incluía también a los animales de la granja de su abuelo.

Facebook: Rescate Animal Cuenca

La niña dejó de lado sus muñecas y sus juguetes apenas se dio cuenta que en la granja había alguien que podía necesitar de su ayuda. Era una cabra que había nacido con una malformación en sus patas traseras, lo que significaba que le costaba mucho trabajo caminar. Esto a su vez significaba que no podía comer en el pesebre junto a sus hermanas. 

Apenas su abuelo le explicó la situación a Gaby, ella decidió que se haría cargo.

Facebook: Rescate Animal Cuenca

Fue así como comenzó a ir ella misma a buscar la alfalfa y las demás hierbas que disfruta la cabra. Gaby se preocupa de que ella las coma por completo, así como que tenga todo lo que quiera o necesite para sentirse llena. 

Cuando su madre la vio pasar con las manos llenas de alfalfa, supo que debía seguirla:

“Ahí va mi Gabyzinha a alimentar a la cabra discapacitada dándole la comida en la boca. Ese fue el día que la cabra comió hasta que no pudo más. Al final, incluso la arrulló con una pequeña canción para que se durmiera”

–Madre de Gaby por Facebook

Facebook: Rescate Animal Cuenca

Como si fuera poco, la historia de la cabra fue solo el comienzo de la historia de Gaby con los animales. Poco después, fue donde su madre para rogarle que auxiliaran a un cachorro que habían encontrado al costado del camino, al menos hasta que encontrara un nuevo hogar:

“Mi hija Gabyzinha me mandó a decirle que la cachorra encontró un hogar lleno de amor. ¿Cómo puede un ser tener el coraje de abandonar tal cosita? De la calle al lujo. Gracias Lili por llenar nuestra casa de tu alegría estos 4 días de hogar temporal”

–Madre de Gaby por Facebook

Facebook: Rescate Animal Cuenca

No sería raro que en unos diez años más, escuchemos que Gaby dirige un valiente grupo de rescatistas de animales.