fbpx

Netflix estrenará un documental sobre las casas más embrujadas. No es para verlo solo en la noche

Cuando se dice en broma que Netflix tiene dinero para financiar prácticamente todo lo que le proponga, deberíamos alegrarnos. Si no fuera por ellos, una cantidad enorme de proyectos que para un estudio tradicional pueden sonar riesgosos nunca verían la luz. Como llegó al mundo por medio de los medios de distribución no tradicionales, Netflix siempre ha tenido una mentalidad innovadora y experimental. Para ellos, mientras más fuera de lo común sea, mejor. Ellos no están acá para entregar el mismo contenido de siempre. 

Era solo cosa de tiempo antes de que el gigantes del streaming se interesará en el género del True Crime. Si no lo conoces, es un tipo de relatos dramáticos que siguen las historias de criminales y casos que tuvieron lugar en el mundo real. Como todos ya sabemos hace tiempo, no hay nada para volver más escalofriante una historia, que enterarnos que tuvo lugar entre las personas como tú o como yo.

Pixabay

Todos estos crímenes tienen algo en común: siempre ocurren en un lugar al que nadie se acercaría por voluntad propia. Puede que sea por el carisma que muchos de estos psicópatas tienen o razones similares, pero un crimen horroroso nunca tiene lugar a plena luz del día en un parque mientras cantan los mirlos. Siempre hay una casa embrujada de por medio. Ahí es donde se disparó el interés de Netflix.

Pixabay

La nueva producción se dedicará a seguir la historia de las casas embrujadas más intimidantes de Estados Unidos. Como lo vimos en la primera temporada de American Horror Story (que recordemos, es ficción, pero tiene su base siempre en casos reales), ese país está lleno de lugares donde las leyes de la sociedad se vieron burladas, quedando manchadas para siempre con las energías negativas de los crímenes más atroces.

Pixabay

Teniendo en cuenta que tanto los documentales como las historias del True Crime están muy de moda en esta época, la producción no han encontrado ninguna dificultad mayor para hacer su proyecto. Eso si dejamos fuera de la lista los probables espíritus a los que han hecho enojar con su intromisión o las maldiciones que se consiguieron por cruzar portales prohibidos. Pero bueno. Algunos escribimos notas para Internet, otros se cargan de maldiciones eternas buscando material para documentales que saldrán en Internet. Maneras distintas de llegar a fin de mes, supongo.

Pixabay

La producción aun no tiene fecha de estreno. Pero teniendo en cuenta la alta demanda que hay por este contenido, no nos parecería raro que esto ocurra pronto.