Mujer que estuvo 38 años de esclava recibió 130 mil dólares de indemnización. Disfruta su libertad

A lo largo del mundo sigue habiendo gente que cree que la esclavitud es cosa del pasado y que lleva siglos sin existir. Sin embargo, es algo que todavía ocurre, sobre todo en Latinoamérica. Uno de los casos más conocidos es el de Madalena Giordano, quien trabajó en condiciones similares a la esclavitud durante 38 años.

Hace poco la mujer logró alcanzar su liberación, luego de una investigación a la familia que la tenía trabajando bajo condiciones inhumanas. Madalena no tenía contrato, no le pagaban sueldo, nunca tuvo vacaciones y tampoco salió nunca a pasear, según Globo.

Globo

Luego de haber estado apartada de la sociedad realizando labores domésticas, como planchar ropa, lavar y hacer aseo de la casa, la mujer fue rescatada y liberada. Además, la justicia brasileña dictaminó que su captor, Dalton César Milagres Rigueira, tendrá que pagarle 14 años de sueldo.

Y ese día al fin llegó. Según información del sitio So Noticia Boa, siete meses después de ser liberada, la familia que tuvo encerrada a Madalena deberá pagarle 131.380 dólares de indemnización. Sumado a eso, la mujer recibió un departamento y un automóvil, este último avaluado en 14 mil dólares.

Globo

Para el abogado de Madalena, Alexander da Silva Santos, esta decisión fue tomada con alegría por la mujer. “Lo valoramos como una victoria. Porque, por un lado, la solicitud fue mucho mayor de lo que realmente se logró, por otro lado, sabemos que los juicios toman mucho tiempo y pueden durar años. Ella nos pidió que trabajáramos para completar este acuerdo”, explicó.

A pesar de tener el departamento en su poder, la mujer explicó que lo venderá debido a la carga emocional que le trae. “No voy a vivir allí, porque tengo muchos malos recuerdos“.

Globo

Hace algunos días la mujer celebró su primer cumpleaños estando en libertad, algo que se sumó a las tantas actividades que nunca antes había hecho en su vida, como ir a la playa. Según explicó en ese momento “hoy siento que estoy bien. Corazón limpio. Estoy en libertad. Soy libre“. 

Hay que recordar que el caso de Madalena sirvió para que se llevara a cabo una investigación exhaustiva en Brasil sobre personas trabajando en condiciones de esclavitud. Es por eso que, desde que se conoció su historia, se han liberado a otras 15 personas que están en la misma realidad.