Mujer creó un negocio de pan casero para enfrentar la pandemia. Le donaron un torno para amasar

Durante el último tiempo, entre pandemia de coronavirus, cuarentenas, confinamiento y distanciamiento social, hubo personas que tuvieron que buscar nuevos horizontes y nuevos rubros tras perder sus trabajos. Además, hubo productos en el mercado que también adquirieron una importancia distinta a la que tenían antes. 

Uno de esos productos es el pan casero, que tomó gran relevancia durante el período de encierro debido a la forma en que se hacía y sus accesibles recetas por internet, lo que permitió a más de alguno atreverse y jugársela por un negocio de este tipo.

Pixabay

Además, las personas salen menos de sus casas, por lo que ir a un supermercado o panadería resulta algo riesgoso y complicado debido a las posibles aglomeraciones. Por eso, comprarles pan a las pymes resulta una opción muy viable.

Y Roxana Sabacas, de la ciudad de Andalgalá, Argentina, se lanzó a la piscina y comenzó su propio emprendimiento de pan casero, según informó el medio local El Ancasti. Sin embargo, al momento de empezar no tenía las suficientes herramientas ni materiales para hacer crecer su negocio. 

El Ancasti

Uno de esos objetos es el torno, que sirve para poder amasar. De esta manera, se evitan las complicaciones y lesiones en las manos producto del movimiento al momento de tratar la masa. Las manos y las muñecas pueden sufrir de tendinitis u otras afecciones si se realizan movimientos incorrectos.

El Ancasti

La noticia de esta vecina de Andalgalá llegó hasta la delegación municipal de ese lugar, quienes decidieron apoyar su negocio y ofrecerle una ayuda concreta para que la mujer pudiera continuar con su emprendimiento, con el cual sacaba adelante a su familia día tras día.

Es por eso que le donaron un torno de madera, que fue fabricado por uno de los empleados de la municipalidad, llamado Ramón Porras. De esta forma Roxana podrá continuar su emprendimiento y poder hacer pedidos más grandes con mayor facilidad.