Meghan Markle y Harry nombraron a su perro ‘Pula’. Significa «lluvia» y es muy especial para ellos

Para nadie es una novedad que Meghan Markle es una fiel amante de los perros, siempre comenta que tuvo varios en su vida. Prueba de ello, es cuando en 2018 ella y el príncipe Harry le dieron la bienvenida a un labrador para bendecir su reciente matrimonio. 

Getty Images

Si bien todos sabíamos que habían adoptado a un labrador negro, hasta ahora, una de las grandes incógnitas era saber cómo lo habían nombrado. Sin embargo, ya se ha revelado el nombre y tiene un hermoso significado.

Getty Images

De acuerdo con un fragmento del nuevo libro biográfico de la pareja, Finding Freedom, publicado por la revista People, además de revelar las tensiones y momentos de los duques de Sussex dentro de la familia real, también se revelaron detalles como el nombre de su perro.

El labrador negro se integró a la familia de Meghan y Harry poco después de su boda. El cachorro fue nombrado ‘Pula’, que es la moneda de Botswana, lugar donde ambos tuvieron su tercera cita. Pero además, ‘Pula’, significa lluvia en Setswana – idioma que hablan en Botswana – y debido a que es escasa, se le considera muy valiosa. Por eso llamaron así a la moneda.

Backgrid

El adorable nombre del perro adoptado llega tras varios rumores sobre el tema. Incluso Meghan dijo en 2018 que la gente seguía «equivocando su nombre» pero no dio detalles sobre el apodo que ella y Harry habían elegido. En ese momento, los medios llamaban al perro como «Oz». 

Botswana significa mucho para la pareja real. Después de que Harry y Meghan lo visitaran para trabajar en una iniciativa de conservación de la vida de los Elefantes sin fronteras, las cosas cambiaron mucho para ellos. De hecho, el propio príncipe comentó a BBC que «este viaje marcó un antes y un después en su relación amorosa».

Africa News

«Pensé en tres, tal vez cuatro semanas [después de su primera cita] que logré convencerla de que fuera conmigo a Botswana. Y nosotros, acampamos junto bajo las estrellas, ella vino y se unió a mí durante cinco días, lo cual fue absolutamente fantástico», dijo durante la entrevista en noviembre de 2017.

Gtres

Incluso, antes de entregarle el anillo de compromiso a Meghan, Harry buscó un diamante de Botswana. Se trató de una piedra emparejada con dos diamantes de una tiara que perteneció a Lady Di.

Un país tan especial que lo llevan hasta en el nombre de su mascota.