Mamá en shock luego que su hija la fotografiara desnuda y enviara la foto a colegas. Pasó vergüenza

Por culpa de su hija Carsyn, de dos años, Emily Schmitt tuvo que enfrentar una de las situaciones más vergonzosas que ha tenido que vivir en sus 30 años. Debido a que esta mamá de cuatro hijos, de Ohio, Estados Unidos, cometió el grave error de permitir que su hija pequeña jugara con su teléfono mientras ella se secaba el cabello luego de darse una ducha.

Emily Schmitt / Facebook

Esta excesiva confianza, lamentablemente para Emily significó que a su pequeña se le ocurriera jugar con sacarle una foto a su trasero desnudo, para después enviársela a 15 de sus contactos de Snapchat. Muchos de ellos amigos y colegas. Y de hecho, fue un compañero de trabajo quien le envió un mensaje de texto diciéndole “gracias por el desnudo“, el que le permitió darse cuenta que en ese momento era el hazmerreír de muchos de sus conocidos.

Emily Schmitt / Facebook

“Estaba mortificada (…) Literalmente creo que morí por un minuto y luego volví a la vida para poder contarle a la gente lo que pasó (…) Es muy gracioso, esta hija mía es salvaje. Solo decimos que es salvaje, no puede ser domesticada (…) Mis padres son dueños de la agencia inmobiliaria para la que trabajo. Para empeorar las cosas, entré al día siguiente y mi papá, que es el corredor, me dijo: ‘Mira, aquí viene la estrella porno de la compañía’. Yo estaba como, ‘Está bien, lo dejo. Ya terminé’ (…) Todos se ríen (…) Quería disculparme para que todos supieran lo que pasaba si lo recibían (…) El noventa y nueve por ciento de las personas se están echando a reír porque saben que les podría pasar (…) Otras personas están compartiendo historias sobre cómo su hijo pequeño se conectó a Facebook Live mientras estaban desnudos. No soy solo yo”

–contó Emily Schmitt, según consignó LADbible

Emily Schmitt / Facebook

Sin embargo, a pesar de toda la vergüenza que estaba pasando, Emily en vez de encerrarse y buscar aislarse del resto del mundo, decidió tomarse lo ocurrido con humor, con un optimismo que a muchos les llamó gratamente la atención. “Dado que el shock inicial ha terminado, y los momentos monstruosos ya pasaron, y ha llegado la fase de aceptación (…) Niña a la venta”, escribió en su Facebook.

Emily Schmitt / Facebook

Otro que se divirtió con lo ocurrido, fue su mismo esposo, Derek. Quien se echó a reír cuando su esposa, Emily, lo llamó para contarle lo sucedido. De hecho, él no se mostró sorprendido con que su hija Carsyn, de dos años, halla sido la culpable. Y hasta manifestó estar molesto porque a él no le llegó el desnudo que fotografió su hija.