Mamá deja de comprarse ropa para dar a su hijo prendas de diseñador: “Siempre ha querido verse bien”

El negocio de la moda es uno difícil, y es que mientras más exclusiva sea una prenda, más alto será el valor por el que deberán pagar. Es por eso que quienes suelen pagar esto, son famosos y millonarios, aquellos a los que no les golpea en su presupuesto la adquisición de estas piezas.

Pero existen quienes hacen sacrificios, quienes hacen de todo por estar a la moda y lucir prendas de diseñador que los diferencie del resto.

The Sun

Una de esas personas que hacen esos sacrificios es Doris Russell, pero no para ella, sino para su hijo Charlie de tan solo 10 años de edad.

Y es que el pequeño parece tener un gusto desarrollado por la ropa de marca como Tommy Hilfiger o Cotton Candy, lo que le costó más de 2 600 dólares tan solo para que vuelva a la escuela. Según ella, es una forma de gratificarlo por sus buenas actitudes y el comportamiento que tiene.

The Sun

Lo cuestionable acá es que ella no pertenece a ese grupo de madres millonarias y ha dejado de comprar ropa para ella en más de un año para ahorrar dinero para su hijo.

Durante una entrevista con The Sun, contó que lo más caro ha sido en piezas Tommy Hilfiger y un par de zapatillas Nike Air Force One. Según ella, todo se debe a que el joven ha modelado para Adidas, Tommy Hilfiger y Zara en los últimos meses, por lo que se ha hecho más “consciente de su imagen”.

The Sun

“Desde que era un niño pequeño, siempre ha querido verse bien. ¡Es una lucha para mí tener tiempo frente al espejo a veces! He gastado miles, no solo en uniformes, sino también en teléfonos móviles, computadoras y ropa para usar en las fiestas después de la escuela. Desarrolló su amor por el equipo de diseñador, ya que ha estado modelando desde los cinco años. Recibe mucha ropa que le regalan los diseñadores para los que hace desfiles, así que se obsesionó”.

–Doris Russell contó a The Sun

Lo que sería un problema, es que parece que su modelaje no es un negocio rentable para el joven, porque su madre hace sacrificios para poder satisfacer sus gustos. Inclusive, agradece que a su otro hijo le guste la ropa más barata, porque no sabría cómo lidiar con más gastos.

The Sun

Muchos piensan que el joven es un consentido y su mamá colabora con una actitud tóxica, pero Doris lo defiende, cree que es un buen niño y merece todo lo que desee.