Machu Picchu reabre para un solo turista. El joven japonés esperó durante siete meses para cumplir su sueño

El turismo es la razón de muchos ingresos en varios países y debido a la pandemia del COVID-19, sus economías se vieron duramente afectadas. Mientras que algunos están tratando de recuperar el tiempo y el dinero perdido, otros siguen luchando.

Para aquellos que ya se encontraban viajando y quedaron atascados en algún lugar, la vida se volvió más difícil durante el brote del coronavirus. Esto fue lo que sucedió a un joven japonés que estuvo atrapado en Cusco, Perú, durante casi siete meses.

Jesse Katayama

Jesse Katayama, un hombre de origen japonés de 26 años, fue a Perú a cumplir su sueño, conocer Machu Picchu. Sin embargo, tuvo que postergarlo por el coronavirus. Se quedó en Aguas Calientes, en las laderas de las montañas cercanas a las ruinas incas, desde el 14 de marzo, un día antes que comenzara la cuarentena en el país.

Cuando llevaba más de medio año esperando para cumplir su objetivo, decidió presentar una petición especial para la reapertura del lugar. Para su sorpresa, se lo concedieron. Perú le abrió las ruinas y el joven pudo entrar.

Jesse Katayama

“Él había venido a Perú con el sueño de poder entrar. El ciudadano japonés ha entrado junto con nuestro jefe del parque para que pueda hacerlo antes de regresar a su país”.

–señaló el Ministro de Cultura, Alejandro Neyra en una conferencia de prensa–

Takayama tenía su entrada en mano desde marzo y entró a las ruinas de la ciudadela construida hace más de 500 años, el sábado 10 de octubre. Se convirtió en el primer visitante en siete meses en poder caminar por este sitio arqueológico, declarado patrimonio de la humanidad. Su plan inicial era pasar solo unos pocos días en Perú para visitar Machu Picchu, pero la vida le tenía otros planes.

Jesse Katayama

En un video grabado en la cima de la montaña de Machu Picchu, Takayama dijo “¡Esto es tan asombroso! ¡Gracias!”.

El joven pudo cumplir su sueño de conocer las ruinas de Machu Picchu antes de regresar a Japón. La espera valió totalmente la pena.

Jesse Katayama

El Ministro Neyra dijo que en noviembre las ruinas serán reabiertas para los turistas nacionales y extranjeros. El sitio arqueológico abrirá con todas las medidas y protocolos necesarios y permitirá el ingreso de 675 personas al día, un 30% de la capacidad que ingresa en temporada normal.