Luego de meses de espera, tres bebés de un año reciben un trasplante de corazón en Brasil. Vivirán

En el Instituto do Coração (Incor), en Sao Paulo, Brasil, los ánimos han mejorado notoriamente luego de que tres niños de un año de edad, Vicente, Beatriz y Larissa, recibieran una donación de corazón compatible tras varios meses esperándola. Tuvo que llegar febrero para que después de estar algunos hasta 11 meses aguardando para recibir el órgano que tanto necesitaban para sobrevivir. Como ocurrió con Vicente, de Mato Grosso, quien desde septiembre del año pasado se encontraba en un hospital privado a la espera del corazón que recién, el 4 de marzo recibió en una intervención quirúrgica.

G1.Globo

Este pequeño de 1 año y 5 meses tuvo que esperar un donante compatible durante siete meses, en los que seis de ellos los pudo sobrevivir utilizando un Berlin Heart, que sería una especie de corazón artificial. Una necesidad vital que se originó por la enfermedad cardíaca de nacimiento, llamada Transposición de las Grandes Arterias (TGA), en la que la aorta y las arterias pulmonares estaban enredadas entre sí.

Sin olvidar que además nació con una sola arteria coronaria, a diferencia de las dos que se tienen normalmente. Pero tras 11 horas en el quirófano, hoy se encuentra en la UCI con su corazón nuevo.

“No creo que sea capaz de expresar con palabras lo que experimenté y sentí ese día de mi vida (…) Saber que en el pecho de Vicente hay continuidad de vida, posibilidad de mejores días y una vida fuera del hospital. Que vaya a la escuela, haga amigos, conozca la familia. Es como si fuera posible ver una luz al final del túnel”

– dijo Karina Marestoni, madre de Vicente, a G1.Globo

G1.Globo

Además de este pequeño, otros dos niños también recibieron un nuevo corazón. Está Beatriz Fuentes da Silva, de un año y 2 mes, quien llevaba 11 meses esperando para su trasplante, y que tras viajar desde Curitiba a São Paulo para que le colocaran el dispositivo Berlin Heart, se encontró con la sorpresa de que ya tenía un donante compatible. El martes 9 de este mes recibió su nuevo órgano vital. Mientras que el último caso es el de Larissa Pontes Ferro, de 1 año y 8 meses, quien estuvo esperando el trasplante durante 11 meses y que utilizó un corazón artificial durante 9 de ellos. Ella el jueves pudo recibir su nuevo corazón.

G1.Globo

Lamentablemente, a pesar de que en el año 2020 el número de donantes fue el más alto de la historia, según el Centro de Trasplantes de Sao Paulo, la pandemia ha ocasionado que su uso y la disponibilidad de cirugías se vean drásticamente reducidas. De hecho, en el año pasado hubo una reducción de trasplantes de un 36% con respecto al 2019. A raíz de aquello, hasta finales de enero, más de 18.000 personas esperaban un nuevo órgano, mientras que de ellas, 149 aguardaban por un trasplante de corazón.