fbpx

«Lucifer» es la serie más maratoneada de Netflix. Y cómo no, si Tom Ellis aparece en cada episodio

Lamentablemente, Netflix no entrega datos oficiales de audiencia de ninguna de las series o películas que tienen en su plataforma -ya sea las propias que crean ellos o las que solamente distribuyen-, así que saber cuan realmente exitosa o no es una serie no es sencillo.

Muchas veces, el éxito de una serie o película de Netflix solo queda establecido porque todo el mundo habla de ella, pero realmente no tenemos datos oficiales al respecto.

Lo que sí tenemos es el ranking semanal que hace TV Time sobre las series más vistas de esos días.

Netflix

TV Time en una aplicación que permite a sus usuarios registrar los episodios de las series que están viendo como “vistos”, para llevar un registro del capítulo en el que van o cuando sale uno nuevo -porque la aplicación envía una notificación alertando un nuevo estreno-.

“The Bing Report” es una infografía que revelan cada semana con las 10 series más vistas según los datos que ingresan sus usuarios. Y desde hace un par de semanas el primer lugar lo ocupa Lucifer.

Aunque han pasado varios días desde su estreno, la serie que salvó Netflix sigue estando en el primer lugar -aunque ya comenzó a a bajar la cantidad de personas que lo ven, todavía lleva la delantera.

@LuciferNetflix‘s hot streak continues

& @NBCGoodGirls slides in at #2, who’s been watching? pic.twitter.com/JN5cpMreIj

— TV Time (@tvshowtime) June 11, 2019

Si bien claramente no es información oficial y existe la posibilidad de que haya otro show más visto que Lucifer, por ahora podemos quedarnos con esta información lo cual hace completamente sentido.

Porque en serio, ¿son ustedes capaces de dejar de ver Lucifer sabiendo que en el próximo episodio volverá a aparecer Tom Ellis frente a ustedes?

Pues si lo logran, es porque tienen mucha fuerza de voluntad. Yo claramente sucumbo ante la gran mentira de «solo veré un episodio más» y termino viendo cinco de corrido.

Netflix

Y qué quieren que les diga, no me arrepiento ni un poco.