Luciendo traje y corbata, este perrito fue el portador oficial de los anillos en boda de sus dueños

Varias veces hemos visto casos de parejas que contraen matrimonio e invitan a sus mascotas a la boda, incluso dándoles importantes roles en la ceremonia. Pero hace tiempo no veíamos a un peludo tan bello robarse la película de sus enamorados dueños.

Jessica ha tenido a su perrito Calvin desde 2017, y ambos comparten un vínculo muy especial. De hecho, el golden retriever participa en competencias deportivas para perros, siendo las competencias de agilidad su área más fuerte.

Kristin O’Leary Photography

Además, está certificado como perro de terapia, habiendo visitado a niños pacientes de oncología en un hospital infantil antes de la pandemia.

“Es un perrito de una vez en la vida. Es más que un perro o una mascota, es mi amigo y mi compañero de equipo. Le digo a todos que es una parte de mi alma que no sabía que me faltaba. Siempre le estaré agradecido a Calvin por salvarme, y por darme la confianza para encontrar a mi alma gemela”.

—Jessica Northrop a Insider

Jessica conoció a Will en 2019 y comenzaron un noviazgo. Al rato, Calvin fue padre de una camada de cachorros y la pareja adoptó a una de las pequeñas, bautizada como Kiwi.

La perrita nació con cierto retraso neurológico y tiene necesidades especiales, por lo que ambos se hicieron cargo de su cuidado; si bien no puede competir en deportes como Calvin, igualmente se ha robado los corazones de sus dueños.

Kristin O’Leary Photography

Cuando Will le propuso matrimonio a Jessica, ambos quisieron que sus mascotas participaran en el día especial. Unos días antes del evento, un amigo de la familia les regaló un traje de etiqueta para perros, cosa de que Calvin estuviese vestido con los mismos tonos que Will y su pandilla de padrinos de boda. A su vez, Kiwi llevó un collar de flores especialmente hecho por su madre, para estar a tono con las damas de honor.

Ya en la boda, Calvin se robó la atención de todos: después de meses de entrenamiento, fue el encargado de llevar los anillos a los novios. Vestido con su elegante traje azul, su participación fue la guinda del pastel más perfecto de todos para la pareja recién casada.

Kristin O’Leary Photography

“Supe que quería que Calvin llevara una canasta con los anillos por el pasillo, así que lo practicamos todas las noches antes de cenar, durante todo 2020. ¡Ese truco fue a prueba de balas!”.

—Jessica Northrop a Insider

A su vez, Kiwi también caminó por el pasillo en la boda, luego de un buen rato entrenando su seguridad y controlando su ansiedad social. De acuerdo a Northrop, se portó como una gran chica.

Kristin O’Leary Photography

Las fotos de los peludos en la boda fueron viralizadas en Facebook y rápidamente se ganaron el corazón de los cibernautas: al minuto, la publicación acumula cerca de 150 mil reacciones y ha sido compartida más de 20 mil veces.

Kristin O’Leary Photography

La pareja comentó que el día de su boda fue “absolutamente perfecto”, y en gran parte eso se dio gracias a la fiel presencia de Calvin y Kiwi.