fbpx

Los padres son felices de nuevo cuando sus hijos crecen y se van de casa. Necesitan su independencia

El amor de los padres es innegable, creo que uno de los mejores momentos de su vida es cuando ven a sus hijos nacer. Pero conforme pasa el tiempo todos van necesitando recobrar su espacio, es algo natural y parte de la vida.

Pero hay hijos que no lo comprenden y les cuesta independizarse, esto dificulta no solo su crecimiento personal sino también que sus padres puedan ser felices realmente.

I Stock

Así lo afirma una investigación realizada por la Universidad de Heidelberg, en Alemania al concluir que los adultos se deprimen menos y disfrutan más cuando sus hijos se van de casa. Puede que al principio los extrañen, pero más adelante sentirán que recobraron su espacio.

La primera causa de felicidad es económica, pues ya no tendrán que velar por sus hijos y al contrario harán todo por ellos mismos.

I Stock

Para el estudio se observó a más de 55 mil personas con edades sobre los 50 años alrededor de Europa. Durante la encuesta se les pidió calificar su felicidad del 1 al 10 y sin extrañarnos los que presentaron mayor alegría vivían solos.

La diferencia en cuanto a números fue mínima pero bastante referencial, pues el sentimiento de libertad que expresaban los de mayor número era mucho.

Freepik

Pero esto no significa que no quieran verte, pues también se descubrió que gustaban de las visitas ocasionales de sus hijos. Una buena charla y el saber cómo están les genera también paz, pues saben que han hecho un buen trabajo.

“En conjunto, nuestros resultados sugieren que los vínculos sociales pueden ser importantes para el bienestar y la salud mental en la vejez. Esposos, parejas y niños son seguido la base de vínculos sociales persistentes, los cuales pueden proveer apoyo a la gente mayor”.

-Director de la investigación

Si aún no terminas de salir de casa es momento de armar tus maletas y hacer un plan, por tu bienestar y el de tus padres que tanto te quieren. Pero eso sí, visítalos de vez en cuando.