fbpx

Los fans de Kanye West están indignados: pagaron $55 USD por comida en su show y esto recibieron

Cuando nuestros famosos favoritos hacen algún tipo de show, es probable que seamos los primeros comprando las entradas y anotándonos para ir, pues estamos seguros de que todo saldrá perfecto y viviremos una experiencia inolvidable.

Sin embargo, no siempre resulta todo como lo pensamos.

Al menos así quedó claro luego de que un montón de seguidores cristianos de Kanye West lo denunciaran por redes sociales por darles un momento inolvidable, pero para nada positivo, durante su «Servicio Dominical» en Baton Rouge, Louisiana.

Resulta que el rapero se encuentra actualmente de gira promocionando su último álbum, «Jesus Is King», y decidió hacer una parada en Baton Rouge para presentar uno de sus servicios dominicales exclusivos, que cuentan con un coro destacado que canta covers de gospel, tanto de Kanye como de otros.

Y es principalmente la parte musical de sus servicios la que los ha convertido en un completo éxito.

Si bien en un principio eran reuniones bastante privadas, luego de asistir a Coachella ha sido anfitrión en espacios públicos con mucha más frecuencia.

Por eso cuando anunció que estaría en Baton Rouge, un montón de personas asistieron a verlo. Sin embargo, se llevaron la decepción de sus vidas primero, porque Kanye tardó dos horas en llegar e instaló una sección VIP en una colina que solamente tenía un cartel que decía «VIP».

Y segundo y más importante: les sirvieron una comida «fría» y «desagradable» luego de pagar $55 dólares, que obviamente no los valían.

Fue precisamente esto último lo que llenó de críticas a Kanye en las redes sociales e incluso alguien comparó la merienda con la que sirvieron el año pasado en Fyre Fest, que también se viralizó por ser «horrible».

Y no fue solo eso:

Había mucha gente molesta:

¿Ven?

Pero aunque la mayoría de las críticas estuvieran dirigidas al propio Kanye, se dice que él no tiene la culpa.

Es más, la empresa contratada encargada de hacer ese servicio pidió disculpas públicas e incluso aclaró que Kanye no tenía nada que ver con eso, es más, aseguraron que no se le pagó por actuar en el evento y que, de hecho, él mismo pagó todos los costos de viaje para él y su coro.