Liberan a elefante de cautiverio en Sri Lanka donde sufría maltrato. Tendrá nuevo hogar y más espacio

Kaavan, un elefante macho de 35 años, finalmente terminará su cautiverio dentro de un zoológico en Pakistán, donde vivió en pésimas condiciones, después de una orden judicial histórica el 22 de mayo que otorgó el Tribunal Superior de Islamabad. 

El tribunal dictaminó que el elefante fuera reubicado desde el zoológico de Islamabad (anteriormente conocido como zoológico de Marghazar) a un santuario donde pueda deambular libremente. Como Pakistán no tiene un lugar adecuado para liberar al elefante, las autoridades paquistaníes seleccionaron un santuario de elefantes en Camboya para ser el nuevo hogar de Kaavan.

AP

Activistas de todo el mundo han hecho campaña por la liberación de Kaavan, acusando a los cuidadores del zoológico de Islamabad de mantenerlo aislado, encadenado y de no proporcionar al animal un refugio y alivio adecuados durante los calurosos meses de verano. 

AP

Los funcionarios del zoológico han negado las acusaciones y dijeron que su angustia se debió a que ansiaba un nuevo compañero. Su anterior, Saheli, murió en 2012.

Friends of Islamabad Zoo

El elefante solitario fue visto exhibiendo un comportamiento inusual: sacudía la cabeza repetidamente, lo que mostró “una especie de enfermedad mental”, dijo a la agencia de noticias AFP Safwan Shahab Ahmad de la Pakistan Wildlife Foundation en 2016.

El elefante llegó a Islamabad desde Sri Lanka cuando era bebé en 1985. En 2002, los cuidadores del zoológico dijeron que estaba encadenado temporalmente debido a un comportamiento cada vez más violento. Fue liberado más tarde ese año, pero los funcionarios del zoológico aparentemente regresaron a la práctica.

Friends of Islamabad Zoo

El ministro de gobierno, Malik Amin Aslam, dijo que el estado “liberará a este elefante con un corazón amable y se asegurará de que viva una vida feliz”.

AP

El fallo de mayo también vio a los jueces paquistaníes ordenar la reubicación de docenas de otros animales, incluidos leones, osos y pájaros, hasta que el zoológico mejore las condiciones de vida de los animales.