La historia de Khaby Lame: Pasó de quedar desempleado, a hacerse famoso por sus soluciones en TikTok

El internet es el hogar de cientos de virales y personajes que nacen cada semana. Pero cada uno de esos personajes que surgen en el mundo virtual tiene por detrás una historia de vida, que a veces tiene curiosidades y características que las hacen únicas.

Ese es el caso de Khaby Lame, un joven de 21 años que se ha hecho famoso el último tiempo en la plataforma de TikTok, gracias a sus videos que tienen como objetivo poder solucionar distintos problemas de la vida cotidiana, pero de forma divertida e irónica. 

Khaby es de origen senegalés, pero desde que tiene un año de vida que vive en Italia, lugar en el que trabajaba como obrero de una industria en la ciudad de Chivasso, según New York Times.

Sin embargo, como a muchas personas les ocurrió, este joven perdió su trabajo debido a la pandemia. Hay que recordar que debido a las medidas sanitarias y de distanciamiento social para evitar la propagación del COVID-19, muchas empresas y negocios quebraron, teniendo que hacer despidos masivos. 

Como estaba cesante, en cuarentena y con mucho tiempo libre, comenzó a hacer videos en TikTok, sin pensar que se volverían un éxito rotundo.

 

El joven, llevándole la contraria a su padre, que quería que encontrara empleo, comenzó a reaccionar a distintos videos que surgen como “soluciones” a situaciones cotidianas, pero que generalmente son soluciones demasiado complicadas. Entonces Khaby se grabó reaccionando a este tipo de videos, pero de una manera más irónica. 

En sus videos aparece cortando frutas con cuchillos, agachándose para ponerse sus zapatillas o sirviéndose un desayuno de forma simple, entre otras cosas. En el fondo, replica las mismas tareas de aquellos “trucos de vida” pero de formas fáciles y sin rodeos. 

Seguido de eso, hace un gesto que ya se ha convertido en su sello personal: se encoge de hombros, abre sus palmas y pone una graciosa expresión en su cara, sin decir ni una sola palabra.

Según el joven, “son mi cara y mis expresiones las que hacen reír a la gente“, ya que explica que es un “lenguaje global” que todos pueden entender. De ahí nace su éxito en las redes sociales. En TikTok cosecha más de 68 millones de seguidores, mientras que en Instagram está por llegar a los 20 millones.

Además, reveló que lo siguen más en otros países como Brasil o Estados Unidos, que en Italia. A pesar de eso, dice que lo paran siempre en la calle para sacarse fotos con fanáticos y personas que lo siguen.

Según New York Times, el revuelo que ha causado la figura de Khaby es que su éxito ha surgido de manera orgánica y espontánea, sin la ayuda de ninguna compañía, las cuales muchas veces apoyan a influencers en potencia para que se hagan famosos.

Por ahora el éxito del joven sigue siendo arrollador entre las plataformas más importantes de internet hoy por hoy, y busca poder concretar uno de sus sueños de vida: poder actuar en películas de comedia y así poder comprarle una casa a su madre.