Joven italiano se tatúa su certificado de vacunación contra el COVID-19. Lo hizo en un código QR

Para el estudiante y residente de la ciudad de Reggio Calabria, ubicada al sur de Italia, Andrea Colonnetta, de 22 años, la pandemia del COVID-19 no solo le cambió para siempre la vida con la gran cantidad de casos de contagiados, fallecidos y además de las medidas de distanciamiento y aislamiento social decretadas. Sino que también, más allá de las cuarentenas, y habiéndose superado estas (al menos temporalmente en su país), decidió tatuarse en su piel el pase verde o también conocido como pasaporte sanitario o certificado covid.

Andrea Colonnetta / Instagram

Este documento se pide actualmente en muchos países para realizar diferentes actividades e incluso en algunos para salir de los hogares. Certificado que se consigue después de que uno se ha aplicado las dos vacunas contra el coronavirus. Motivándose entonces, Andrea a tatuarse el código QR de su pase movilidad para así poder entrar a museos, restaurantes y otros lugares públicos sin tener que buscar en cada ocasión la documentación necesaria. Tatuándose luego de platicarlo durante varios minutos con su artista tatuador, quien hizo un gran trabajo al lograr que este código sí se pueda leer en los dispositivos móviles o en los que lean formato QR.

Andrea Colonnetta / Instagram

Luego de una sesión de dos horas y medias, Andrea Colonnetta puede hoy lucir en su piel un certificado que tiene todos los datos que el gobierno italiano necesita para dejarlo a entrar a los establecimientos o lugares cerrados a los que él busque ingresar. Se inoculó y ya está inmunizado, no mostrando además en el último tiempo síntomas por el coronavirus.

“Quería representar las dificultades del momento a través de un tatuaje que permanecerá indeleble y representará un período histórico de mi existencia (…) Es sin duda algo original, me gusta destacar (…) En casa se quedaron un poco sorprendidos, aunque tengo otros tatuajes. Lo mejor es que mi padre lo descubrió en la web. Por supuesto me invitó a ser menos impulsivo y a pensar mejor las cosas”

– dijo Andrea Colonnetta, según consignó Corriere Della Sera

Joven italiano de 22 años que ya ha probado el tatuaje y código QR de su certificado de movilidad en diferentes restaurantes. Incluyendo un McDonalds, donde le fue perfectamente bien utilizándolo. Encontrándose Andrea contento porque tiene un recuerdo muy simbólico de la pandemia y además muy útil para la etapa en las que nos hallamos ahora.