fbpx

Joven comió a su propio caballo en examen culinario: «Es la mejor carne que he probado en mi vida»

Maltratar a un animal es el acto más cruel que se puede cometer, sobre todo está bajo tu cuidado. Lo proteges del peligro lo más que puedes y te aseguras que no le falte nada. ¿Para qué? Si terminas por arrebatarle su vida. Si después te jactas de esto en redes sociales, significa que tienes un gran problema de empatía. Si de actos inhumanos hablamos, esto sin duda es uno de ellos.

Una joven ha recibido amenazas de muerte después de revelar que sacrificó a su propio caballo y se comió su carne en un plato acompañado de vegetales. «Fue la mejor carne que he probado en mi vida», comentó en su Facebook. Simplemente indignante y horroroso.

Facebook Pia Olden.

Pia Olden mantuvo los restos de Drifting Speed en un congelador desde 2018. Lo asesinó, ya que padecía de una grave enfermedad. En vez de darle una digna sepultura, decidió conservarlo hasta que necesitara sacarle un beneficio propio al cadáver.

Privat

La adolescente es aprendiz de cocina, por lo que cuando tuvo que poner a prueba sus conocimientos, lo hizo con Drifting. «Si voy a comer carne de caballo, será del mío. Es mejor que sea digerida por mí que por los gusanos», afirmó.

Privat

Pia publicó una foto de su almuerzo en la red social. De inmediato, comenzó a recibir violentas reacciones por parte de los usuarios. La criticaron por asesinarlo y después consumirlo, como si fuera lo más normal del mundo y sin remordimiento alguno. 

Facebook Pia Olden.

La muchacha, que creció en una familia de agricultores en Noruega, comentó al medio Dagbladet que la mayoría de las amenazas provienen de jinetes. Hay quienes comparten la culpa de ser carnívoros. Afirma que honró a su mascota al usar su cuerpo como alimento.

Facebook Pia Olden.

«Muchos escribieron que yo también merezco que me maten por comerme mi propio caballo. Uno escribió que debería perder el derecho a tener animales».

-Pia Olden a Dagbladet-
Facebook Pia Olden.

Debido a la maldad de los comentarios, la chica eliminó la fotografía de internet. No estaba preparada para tanto odio, pero sigue defendiendo este «tabú en la comunidad equina».

«No creo que puedan controlar qué hacer. La carne de caballo es un manjar, y cuando el caballo tuvo que ser matado de todos modos, pensé que estaba bien comerlo».

-Pia Olden a Dagbladet-

No puedo creer que después de tanto amor y cariño con que cuido a su propio caballo, la joven terminó por asesinarlo y comérselo en vez de darle una digna sepultura. Si quería practicar sus dotes culinarios,  lo hubiese hecho con otro tipo de carne. Un acto totalmente inhumano. Pobre Drifting Speed.