Ingeniosa vendedora callejera cubre en plástico los platos para evitar lavarlos. Ahorra tiempo

Una de las tareas más tediosas del hogar, probablemente es cuando toca lavar los platos de la cena o el almuerzo. Pero, una vendedora ambulante de Perú creó un estupendo método para utilizar loza no desechable, sin tener que enjuagarla para volverla a ocupar, ahorrando agua y a la vez tiempo.

TikTok: @kathyhilarion

Perú es reconocido mundialmente por ser una de las capitales gastronómicas a nivel mundial, por sus excelentes platillos, y novedosas preparaciones, que dejan enamorados a todos los turistas. La ventaja, es que no solo se puede disfrutar de un delicioso almuerzo en un elegante restaurant, sino que incluso el comercio ambulante da comida de lujo en dicha nación.

Así lo demostró una vendedora callejera de Lima, capital peruana, quien tiene un exitoso negocio en una vereda, donde sirve comida desde un pequeño carrito transportable. La mujer, quien no usa platos desechables, debía encontrar la forma de ser productiva y no gastar tiempo lavando loza para proveer un servicio veloz a sus clientes.

TikTok: @kathyhilarion

Fue así como la mujer inventó un sistema para evitar lavar. Lo que realiza la vendedora con cada uno de sus clientes, es entregarles un plato forrado en una bolsa plástica desechable, y sobre ella servir la comida. Una vez que sus comensales terminan, entregan de vuelta el plato, y ella retira el plástico, dejando la loza totalmente limpia.

La usuario de TikTok @kattyhilarion, fue quien se vio fascinada cuando vio la estupenda idea de esta vendedora, y decidió grabar un clip para subirlo a redes sociales. Pero, como usualmente pasa en internet, la técnica de la emprendedora, dividió la opinión de los cibernautas.

TikTok: @kathyhilarion

“A eso se le llama creatividad”, “Que vivan las mamitas luchadoras”, “Mis felicidades para quien busca soluciones en vez de generar problemas”, “Aplaudo su ingenio”, son algunos de los comentarios de parte de los usuarios de TikTok en apoyo al invento de la vendedora.

Pero, por otro lado, algunas personas consideraron poco salubre su método, criticándola por ello. “No me agradaría comer así”, “El plástico es dañino con la comida caliente”, “Creo que esto es anti higiénico”,” Los tenedores pinchas las bolsas y todo se contamina”, dijeron los cibernautas indignados.

Con o sin personas a favor, nadie puede negar que gracias a la forma de la vendedora ambulante, ahorra tiempo, agua y dinero.