Hombre donó más de 25 mil dólares en productos que desechan los supermercados. No deja que se pierdan

Hay algunas historias o mitos folclóricos que se han hecho tan conocidos, que a veces se tienden a olvidar sus orígenes. Todos conocemos las historias de los mitos griegos como la palma de nuestras manos, a pesar de que fueron contados por primera vez hace miles de años atrás. Así mismo, hay algunos mitos de la época medieval inglesa que han conseguido pasar a la actualidad, al punto de que son parte del léxico que usamos a diario. 

Quizás con la excepción del Rey Arturo, ninguno es más conocido que Robin Hood, ese héroe que justificaba robar a los ricos dándole a los pobres.

Unsplash – Imagen Referencial

Independiente de cuánto de la historia de Robin sea cierta, el término de alguien que hace algo no demasiado virtuoso, pero se justifica en un fin elevado, es un concepto que todos manejamos. Pero recientemente, en la mismísima Inglaterra, un hombre lo ha traído a la vida real.

Unsplash – Imagen Referencial

Se trata de Keith Brownhill, un hombre de 60 años, cuya obra de caridad lo ha destacado de entre sus pares. Puede que Keith no sea un entrenado arquero y ladrón que viven en el bosque de Sherwood, pero lo que sí hace es recolectar parte de las mercancías que los “ricos” de hoy en día habrían desechado.

Unsplash – Imagen Referencial

Una vez tiene las manos llenas de comida y otros enseres, Keith los lleva a caridad, cosa de que lleguen a la manos de las personas que las necesitan, pero que quizás no tienen los recursos para adquirirlos. 

PA Real Life

Keith contó a Metro.uk sobre su sistema:

“No tengo ni idea de lo que voy a comprar hasta que llego al supermercado. Normalmente compro pan y productos de panadería, productos del pasillo de frutas y verduras y puede haber carne y pescado, sándwiches y cosas de la zona de alimentos refrigerados. No hay discriminación, ya que esto está pensado para ayudar al medio ambiente, además de ahorrar dinero. Si alguien se apunta y está allí en el momento oportuno, puede tener la comida, independientemente de quién sea o a qué se dedique”

–Keith Brownhill para Metro.uk

PA Real Life

Si es que se encuentra con que parte de lo que consiguió es comida que podría podrirse pronto, Keith las dona a los granjeros locales. De esta manera, también está apoyando la producción local de comida.

Sin dudas que se trata de un Robin Hood moderno. Esperemos que no haya un sheriff maldadoso intentando aprehenderlo.