Gianluca Vacchi es el estilista personal de su bebé. Solo su papá le recortará el cabello y las uñas

Las redes sociales no se parecen ha nada que haya existido antes. Especialmente cuando pensamos en las reglas propias que tienen, especialmente en torno a qué personas celebran y convierten en famosos, no hay nada que se les parezca con anterioridad. Dentro de todo, el sistema de la fama actual estaba mediado por industrias, como la del cine o la televisión. Así mismo, quienes se hacía famosos dependían de las publicaciones especializadas, así como de la disposición de los medios para darles atención. 

@gianlucavacchi

En otras palabras, para que una persona se hiciera famosa y disfrutara de ella, debía ser aprobada por una serie de procesos e intermediarios.

@gianlucavacchi

Las redes funcionan de otra manera. Acá tenemos a las personas posteando directamente hacia sus seguidores, presentando las facetas de su vida que quieren mostrar, dejando en las manos del público la aprobación o rechazo de esta. Así es como una serie de personajes de los que nunca habríamos escuchado de otra manera, se convirtieron en celebridades tan o incluso más grandes, que muchos de los que lo lograron por el método convencional. 

@gianlucavacchi

Uno de los más grandes en este respecto, es Gianluca Vacchi. El empresario, DJ e influencer italiano llevaba ya varios años siendo uno de los favoritos de Instagram, donde acumula ya la friolera de 19 millones de seguidores

@gianlucavacchi

Gianluca era un poco el Rey Midas de las redes sociales: todo lo que hace o toca, se convierte en contenido atractivo para quienes lo siguen. Como era de esperarse, el nacimiento de su primera hija junto a su pareja, Sharon Fonseca, fue quizás el hito más destacado de su vida digital, especialmente en cuanto la niña llegó a la tierra con un problema en su paladar

@gianlucavacchi

Ahora que el mundo ya conoce a la pequeña Blu Jerusalema, Gianluca comenzó a compartir cómo la relación con su hija a cambiado su vida.

En un reciente video que es un MEGA éxito en las redes, el empresario italiano presentó al estilista personal de la bebé: el mismo Gianluca. Incapaz de alejarse de su hija, el millonario se encarga de acicalarla personalmente. Es cierto que con su dinero, podría encargárselo a un profesional. Pero si hay algo que no tiene nada que ver con si somos ricos o pobres, es el cariño que los padres sienten por su hija.