Gato despierta tras haber dormido una plácida siesta con un golden retriever. Son buenos amigos

Todos en alguna noche nos hemos pasado. Salimos de fiesta, nos quedamos un buen rato divirtiéndonos, consumiendo lo que nos entregue el espacio recreativo (todo bien mientras sea legal), y de ahí esa noche, que en ocasiones entrega tantas emociones y momentos inolvidables, puede durar muchas horas. Tantas, que de repente la pestaña se cansa y dan ganas de solo cerrar los ojos y dormir, por muy entretenida que esté la fiesta.

ViralHog.com

Lo complicado viene después, cuando ese momento de diversión y locura termina, para dar paso al amanecer. Donde lo bailado, lo tomado y lo disfrutado anoche, ahora se transforman en dolores de cabeza y cansancio.

ViralHog.com

Y en algunos casos, sorpresas y culpas. Porque ocurre que entre tanto descontrol y pasarlo bien, uno puede tender a hacer cosas que después olvida, o que peor aún, quisiera olvidar. La resaca siempre puede hacerse presente, y en varias formas.

Pero no solo los humanos podemos sufrir de esta resaca o culpa posterior a la diversión. Ya que los animales, y por sobretodo las mascotas, también tienden a quedarse dormidos tras haber realizado cosas o haberse dormido en lugares de los que después podrían arrepentirse. Y con mayor razón aún si es que esta culpa, tiene que ver con haber pasado la noche con tu enemigo natural.

ViralHog.com

Un simpático gatito de Los Ángeles, en California, Estados Unidos, despertó en su cama con una cara de asombro que realmente nos dice mucho de cómo se habrá sentido en ese momento. Ya que este minino abrió los ojos después de nada menos dormir al lado de un perro. Un Golden Retriever que todavía durmiendo lo abrazaba sonriente con su pierna.

Estando en una situación aparentemente de descanso, este gatito no parecía tan relajado viéndose acurrucado por ese grandote compañero perruno. Con quien siguió junto durante unos 15 segundos más, hasta darse cuenta que nada tenía que hacer durmiendo abrazado con su principal adversario por el cariño de los humanos.