fbpx

Francia prohibió los 5 plaguicidas vinculados a la muerte de las abejas. Buscan salvarlas como sea

Todos deberíamos saber que las abejas han sido declaradas como los seres vivos más importantes del planeta. Sin ellas, los seres humanos desapareceríamos de la faz de la tierra, así que más vale que las cuidemos.

Sobre todo ahora que se han publicado algunos estudios que revelarían que las abejas son adictas a ciertos tipos de pesticidas comúnmente usados y que en caso de tener contacto con el producto, tienen altas probabilidades de morir.

Intentando hacerle frente a esa terrible situación, Francia decidió prohibir los cinco plaguicidas que fueron vinculados a la muerte de estos insectos, todo para protegerlas a como dé lugar.

Pixabay

Es que al fin y al cabo depende de nosotros salvarlas.

Por eso la Unión Europea tuvo la iniciativa en un comienzo de no permitir el uso de los tres principales responsables de la extinción de abejas, es decir, los agrotóxicos conocidos como clotianidina, imidacloprida y tiametoxam. 

AP

Sin embargo Francia quiso comprometerse aún más con su preservación y al ajustarse a la medida, el gobierno decidió prohibir otros dos pesticidas que han contribuido a la disminución en la población de abejas, el tiaclopride y la acetamiprida.

Pixabay

Todos esos venenos provienen de los neonicotinoides, que poseen una estructura similar a la de la nicotina y funcionan atacando el sistema nervioso central de los insectos, lo que podría confundir las habilidades de memoria y orientación de las abejas, así como también reducir su conteo de esperma, según lo señaló el diario británico The Telegraph.

Ojalá la medida se implementara en otros países, sobre todo considerando lo peligroso que puede ser para la humanidad que se extingan.