“Este fue el momento en que colapsé”: Enfermera primera línea enseña su cara tras turno en hospital

Cada minuto que pasa, hay un profesional de la salud en el mundo dando su propia vida por contener la de los demás en esta dura pandemia de coronavirus. Muchos sanitarios han llegado al punto del colapso, luego de que el hospital se haya transformado en su única casa al no abandonar el hospital en meses. Son imágenes que no vemos usualmente, pero gracias a las redes sociales podemos darnos cuenta de la realidad que también viven aquellos héroes de la salud, que como cualquiera, se cansan y no quieren saber más de este virus.

Facebook Lauren Morrisroe

Lauren Morrisroe, es una enfermera que llegó a romperse por dentro. Las altas cargas laborales en el hospital de Northampton, Inlgaterra y los pacientes contagiados de COVID-19 que no paraban de llegar a su hospital, superaron la capacidad que el mismo personal tenía para atender, aún así no le negaron el cuidado a ninguna persona. Una noche en particular su estado físico y emocional la superó por completo.

Había llegado al hospital y los pacientes COVID-19 debían ser transportados de sala pero no había quien la pudiese ayudar. Lauren se percató de uno de ellos que estaba inconsciente conectado a las máquinas respiratorias así que hizo todo el trabajo sola.

Apoyo – Pixabay

Con cuidado se movió por los pasillos del hospital junto a su paciente en camilla y conectado a varios cables que lo mantenían con vida. Subió ascensores y cruzó más pasillos hasta encontrar a otro colega con el equipo de protección personal que la pudiese ayudar. Ingresaron a una sala con camilla disponible y comenzaron su traspaso.

Pero a medida que movían al paciente y este recuperaba la consciencia, sin entender lo que pasaba, comenzó a pegar golpes, arañazos, prácticamente atacando a las enfermeras quienes comprendían el estado del paciente, pero debían hacer su trabajo.

Luego de abandonar la sala, Lauren se refugió en una oficina, se tomó una foto de su rostro y comenzó a llorar de desahogo. Se encontraba sola, exhausta y saber que debía continuar el turno la quebró por completo.

Facebook Lauren Morrisroe

Lauren publicó lo sucedido en su Facebook, donde contó la impotencia que le genera la pandemia, pidiendo por favor que la gente se quede en casa.

“Cumplo las reglas y me quedo en casa, no tengo a nadie con quien volver a casa y despotricar, llorar o abrazar. Por favor, piense un poco en algunos de nosotros. Algunos de nosotros nos estamos rompiendo, pero hacemos todo lo posible por mantener una actitud positiva, pero no es fácil. Esto no lo hago para conseguir simpatía, atención o elogio”.

–Lauren Morrisroe en Facebook

Su llamado a la precaución aparece en un momento en que el Reino Unido atraviesa una segunda ola de COVID-19 con más de 500 muertes por día, habiendo un aumento de al menos un 40% en los contagios desde hace unas semanas, que en parte se le atribuye a la nueva cepa aparecida en la región.