fbpx

Estaba tan borracho en su boda, que su nueva suegra le terminó dando de comer directo en la boca

Para muchas personas, el día de su boda es el más importante de sus vidas. Es ese día en donde todo es grandilocuente: la lista de invitados, el pastel, los arreglos florales de las mesas, el centro de eventos y, por cierto, la borrachera. Pero para este hombre de Escocia, recién casado, el último ítem mencionado lo llevó a la fama viral.

Resulta que el tipo estaba tan borracho que, estando sentado en la larga mesa de los novios (y siendo el novio, también), no fue capaz de levantar los brazos para agarrar un trozo de comida y echárselo a la boca. Por suerte, su nueva suegra estuvo ahí para asistirlo en su intensa lucha contra los efectos del alcohol.

Drunk Groom Fed By Mother-In-Law On Wedding Day

This guy got so drunk at his wedding, his new mother-in-law had to feed him

A priori, no sabemos si el tipo bebió cerveza, vino, whisky, tequila o todas las anteriores, pero lo que sí sabemos es lo que muestra el registro de la situación, captado por una asistente de la boda: un hombre absolutamente domado por el trago, y una señora que le da de comer directamente en la boca.

LADbible

El hombre da un mordisco pero no alcanza a abarcar todo y se le queda un jamón colgando de la boca, a lo que la mujer responde empujándoselo para adentro con el dedo. Yo me pregunto, ¿hasta qué punto hay que beber para llegar a eso? ¿Podrá haber sido algo más que el alcohol? Veamos qué dice Terry, el hombre en cuestión.

«Me tomé un par de cervezas y dos copas de espumante antes, pero creo que el factor principal de esta borrachera era la emoción del día. Recién había dado mi discurso en la celebración, y todo me pegó inmediatamente después (…) la mujer que me está alimentando es mi suegra, la mejor suegra del mundo».

Terry, el novio, a LADbible

LADbible

Terry no se dio cuenta, y en poco tiempo ya estaba absolutamente destruido. Fue en ese punto en que su padrino de matrimonio y mejor amigo entró en juego, tal como Winston Wolf en Pulp Fiction, para maquillar la escena del crimen y hacer que todo vuelva a la normalidad. Sigue Terry:

«Mi testigo me empezó a dar mucha comida y constantes vasos de agua, pero eso no funcionó, así que comenzaron a darme ‘amor del bueno’, golpeándome bastante fuerte en la cara. Yo estaba yendo directo al séptimo sueño, pero siguieron cacheteándome y tirándome agua en la cara; después de 20 o 30 minutos, milagrosamente me levanté».

Terry, el novio, a LADbible

LADbible

El ahora recién casado comentó que su recuperación se debió exclusivamente a los buenos samaritanos que se interpusieron en su camino. Luego de resurgir como el ave fénix, Terry llegó a bailar el primer vals con su novia y luego a cortar el pastel de bodas —que en verdad no era un pastel, sino que pequeños shots de tequila dispuestos en forma de pastel—, saludar a todos los invitados y bailar hasta el amanecer del día siguiente.

Ahora, háblenme de segundos aires…