Empresa mexicana crea ataúdes de cartón como una medida económica y ecológica. Soportan hasta 125 kg

Lamentablemente, la pandemia del coronavirus sigue dejando miles de fallecidos a lo largo del mundo todos los días. Una de todas las cosas que hay que hacer cuando alguien muere es pensar en el féretro y, en medio de toda la crisis, los recursos son más bien escasos. Eso fue en lo que pensaron los dueños de una empresa en México: pasaron de elaborar cajas de cartón de diferentes tamaños a hacer ataúdes con el mismo material y así entregar una solución más accesible para todos. Además, resisten gasta los 125 kilos.

@CMJIMENEZXTO

La idea se le ocurrió al mexicano Gonzalo Galera, de la empresa KJ de Cartón. Según contó al medio Excelsior, pensaron en buscar una alternativa “que sea económica, que sea ecológica y que sea también fácil de transportar y de llevar a los diferentes puntos donde la crisis sanitaria está peor”.

Así él, junto a dos personas más del equipo de diseño, comenzaron a buscar el material más adecuado para llevar la idea a cabo. Querían algo que fuera resistente y “lo más fácil de armar, para que las mismas clínicas no tengan complicación de cómo lo armo, cómo le hago”, contó Gonzalo al medio mexicano.

Tiempo después de trabajar en la idea, el equipo de la empresa instalada en la ciudad de Toluca se puso manos a la obra y comenzaron a ver el diseño, las medidas que iban a tener los ataúdes de cartón y la características del material. Lo principal era que debía cubrir las principales demandas de la situación actual.

@CMJIMENEZXTO

Después de pensarlo y trabajar bien la idea, decidieron utilizar materiales que resistieran hasta los 125 kilos, que fueran amigables con el medioambiente y económicos. Cada ataúd cuesta menos de 200 pesos mexicanos, un poco más de nueve dólares estadounidenses.

“Es cartón corrugado, pero bueno la resistencia y los papeles que utilizamos… son resistencias muy altas… está pensado para que el cuerpo se introduzca al horno con todo y ataúd, entonces también era un tema de intentar encontrar el cartón adecuado para que tampoco genere demasiado humo, ya que los crematorios tienen ciertas limitantes en cuestión de emisiones”, explicó Gonzalo a Excelsior.

El primer pedido fue enviado a hospitales y clínicas de la Ciudad de México y Estado de México, y hay otros que los han donado. Una trabajadora de la empresa, Dulce María Materas, comentó sobre el proceso de fabricación y armado y dijo que “no es un proceso tan complicado, si tenemos que pensar un poco en el material porque tiene que ser resistente, pero es un proceso muy sencillo, son unos dobleces, se engrapan y ya”.

@CMJIMENEZXTO

@CMJIMENEZXTO

En un principio, el cambio de la empresa dejó un tanto desconcertados a los trabajadores, pero rápidamente se adaptaron y comprendieron lo importante que está resultado la idea de los ataúdes de cartón para el país.

“Lo hemos estado procesando todos en general, y al final entendemos que es como un poco de ayudar… ayudar a la gente que no ha podido tener la dicha de enterrar a su familiar como normalmente estamos acostumbrados… es una realidad, hay que procesarla como tal”, concluyó Gonzalo.