Elefantes se escaparon de un santuario y pasean sin control. Ya dejaron 1 millón de dólares en daños

Una de las cosas que nunca podremos entender con muchos de los animales salvajes de este planeta tierra en el que vivimos, es por qué si los animales más grandes y peligrosos del reino animal son capaces de acabar con nosotros en cosa de segundos (fragmentos de un segundo, si estamos hablando de uno de los felinos de mayor tamaño y fuerza), nos resultan tan atractivos y maravillosos. Hay que realmente ser una persona muy extraña para no maravillarse con la belleza de un tigre, una pantera o incluso un elefante. 

AP News

Son estos últimos quizás los más peculiares en este sentido, debido a que son literalmente, unos gigantes amables.

AP News

Salvo que se sienta atacado, un elefante no tiene motivo para atacar a una persona. De hecho, puedes pasar cerca de ellos (con mucho cuidado sí, no olvides el peso y tamaño que tienen) sin que te presten demasiada atención. Lo complicado de un elefante es que su mera existencia puede ser peligrosa para nuestra vida.

AP News

Eso fue lo que han descubierto los vecinos de la provincia de Yunnin, en China. Particularmente los residentes de la ciudad de Kunming son los que se encuentran más asustados.

AP News

El motivo de su pánico, es que una manada de 15 elefantes escapó de un refugio ubicado a más de 480 kilómetros de distancia, comenzando una de las migraciones más largas que se han visto. Los paquidermos fueron retratadas en varias ocasiones por drones de control, los que han seguido su migración, intentando ver que no se metan a causar desastres a los pueblos y ciudades que van dejando en su camino. 

AP News

El problema es que por mucho que los guíen dejando piñas en su camino o usando leves métodos de control, los elefantes son lo suficientemente inteligentes y enormes como para ignorarlos.

AP News

Las autoridades locales ya informaron a AP news que la manada de enormes mamíferos entró a un pueblo cercano, donde se dedicaron a robar comida y meter sus trompas por donde entraran. Ya hay noticia de un elefante que entró por la ventana de un asilo de ancianos buscando comida, causando que su aterrorizada dueño tuviera que esconderse bajo la cama.  

Lo más llamativo de todo esto, es que luego de causar aquellos desastres, los elefantes fueron retratados durmiendo una siesta sobre la hierba. Como si sus destrozos hubieran sido solo un divertido día de campo. 

AP News

Los elefantes están siendo guiados hacia un lugar donde se los pueda transportar de regreso a su santuario sin ocasionales daños. O que ellos siguen causando destrozos.