fbpx

El té de orégano puede entregar beneficios para la salud. Ya no solo es un aderezo para la pizza

Cuando pensamos en el orégano, inmediatamente pensamos en la cocina. Y claro, si su sabor y gran aroma, queda perfecto en toda preparación de la cocina italiana como una pizza, lasañas y en general en su variedad de pastas.

Pero si te dijéramos que en realidad el orégano puede resultar realmente beneficioso para la salud, tal ves no los creerías. Sin embargo desde la Biblioteca Nacional de Medicina de Estados Unidos nos explican que una infusión de esta hierba puede mejorar varios aspectos de nuestra vida. 

Pixabay

El té de orégano, según especifican en el artículo, es una de las infusiones con mayores beneficios para la salud. Si bien muchas la usamos para regular el periodo menstrual, la verdad es que también es muy útil para enfermedades de las vías respiratorias y digestivas. 

Por ejemplo en cuanto a la parte respiratoria, el té de esta hierba podría mejorar trastornos de la salud como tos, asma, alergias y la bronquitis, debido a que posee propiedades expectorantes, que significa facilita la eliminación del moco y puede convertir una tos improductiva y seca, en tos productiva y menos frecuente.

Istock

En cuanto a los problemas estomacales, el té de orégano puede reducir el malestar provocados por la acidez o parásitos. Además, como algunos ya sabemos, también sirve para regularizar la menstruación, reducir la inflamación y los cólicos que se producen en esos días.

Otros beneficios: sirve para la cicatrización de heridas aplicando un extracto de orégano directamente en la zona afectada; beneficia la disminución de dolores de cabeza, aftas, verrugas, acné y además, sirve como repelente de insectos. 

Pixabay

¿Cómo preparar el té de orégano? Muy fácil. Solo debes poner agua a hervir, agarrar un puñado de hojas de orégano (pueden ser frescas o secas), y dejar hervir por tres minutos. Luego dejar reposar la preparación por cinco minutos. Retira las hojas en un colador y endulza si lo deseas.

Ultra F / Getty Images

Se recomienda beber la infusión una taza por la mañana y otra por la noche. Eso sí, de todas maneras debes consultar a un especialista porque no a todos les puede traer los mismos beneficios, o más bien podría tener consecuencias en casos como embarazado, lactancia, diabetes, alergias y trastornos hemorrágicos.

¡Corre por tu infusión de orégano y disfruta de sus beneficios!