fbpx

Dueño de restaurante en Florida alimenta a niños indocumentados en la cuarentena. Son como sus hijos

Hay personas que no tienen la suerte de estar en una nómina de empleo o un seguro social que los proteja en momentos como este de cuarentena y coronavirus. El problema con esto es que no solo sufren ellos, sino también sus hijos y el resto de su familia.

Por eso un restaurante de Florida ha decidido ocuparse de los más pequeños, al menos mientras sus padres encuentran una forma de mantenerlos por cuenta propia.

Univisión

Tony Baday es el dueño del restaurante las carnitas y sabe que por donde viven hay muchas personas inmigrantes y sin documentos. Es por esto que no suelen recibir ayuda del gobierno, se ven obligados a pasar por los peores momentos de su vida.

Él ha decidido alimentarlos mientras pueda, son pequeños que para nada tiene la culpa y sus padres a pesar de hacer todo lo posible no pueden hacer nada por ellos.

Univisión

Él ha tenido su restaurante «Las Carnitas» durante más de 20 años, ha convivido con esas personas por mucho tiempo y ellos han sido de sus mayores compradores. Ahora les devuelve con agradecimiento por haber ido a comer ahí en algún momento, una forma de salvar esos pequeños que son el futuro de la humanidad.

Uno de los casos que más le dolió es el de Diana Quiñonez, una madre inmigrante que trabaja como mesera y fue despedida por el coronavirus.

Univisión

Ella no tiene cómo alimentar a sus hijos y eso la tenía muy nerviosa, por suerte ahora Tony colabora con ella y al menos el almuerzo les garantiza.

Cada día atiende aproximadamente entre 100 y 150 niños, y asegura que de ser más los que lo necesiten él no tendría problema alguno en seguir. Su intención es darle de comer hasta que la emergencia termine y puedan volver a la normalidad comentó a Univisión.

Univisión

Baday es de padres inmigrantes y sabe que la vida no es tan fácil como parece, por eso coloca su grano de arena para alimentar a quienes más lo necesitan.

Los niños solo son víctima de situaciones que escapan de sus manos, ha visto a muchos padres buscando empleo como han podido y nada ha podido lograr. Esperemos que pronto todo mejore, pero sin duda alguna Tony tiene la admiración y agradecimiento de muchos.

Univisión

Él recuerda siempre a todos lavarse las manos, sabe que todos necesitamos cuidarnos para poder salir de este virus lo más pronto posible pero mientras él seguirá con su misión de alimentar a los pequeños angelitos.