fbpx

Dormir con la camisa de tu esposo te relaja. Mientras descansas, la hueles y eso disminuye el estrés

Si cada vez que sientas el olor de tu pareja al llegar, mientras acomodas la ropa o por accidente tu corazón se alegraba y sentías que todo estaba bien, no debes sentirte extraña pues tu cerebro reacciona al ser que tanto adoras.

Así lo explica la investigación realizada por la Journal of Personality and Social Psychology, al asegurar que tan solo oler una camisa reduce los niveles de estrés rápidamente.

Freepik

Pero es algo que pasa solo con ese ser elegido por ti, porque al contrario los aromas extraños despiertan en el cerebro una alarma y lo aumenta. Se podría decir que ante lo desconocido reacciona y se defiende como puede.

Llegar a esta conclusión no fue nada fácil, se reclutó a 96 parejas heterosexuales en la que los hombres usaron una camiseta por 24 horas. Durante el proceso no hubo desodorantes y perfumes pues más adelante sus mujeres debían olerla.

Freepik

Extrañamente las mujeres sin saberlo podía reconocer el aroma de sus parejas, en el estudia se medía su actividad cerebral y se veía como aún cuando no lo reconocían su estrés disminuía.

Después de percibir el olor de múltiples camisas, se les explicó cómo eran sus niveles de estrés cerebral quedando en evidencia que al sentir olores extraños se activaron mecanismos de defensa. El cerebro no reconocía el aroma y lo percibía como hostil, sentían que debían cuidarse.

«Los humanos se han desarrollado para temer a los extraños, especialmente a los hombres extraños. Es posible que un extraño olor masculino desencadene la respuesta de lucha o huida, incluso sin que nos demos cuenta».

-Melisa Hofer, Directora del estudio.

Freepik

Aunque no se estudió al hombre, la doctora Hofer explicó que los hombres también pueden cambiar su estado de ánimo con el olor de su pareja. Ha visto como ocasionalmente huelen el cabello de sus parejas, porque puede que sea uno de los lugares donde más se concentran las feromonas.

Así que toma la camisa de tu pareja y comienza a olerla un poco, seguro que tus días se harán más cortos.