Disney ha recaudado US$125 millones en streaming gracias a Black Widow. Scarlett no verá ni un dólar

La millonaria demanda que interpuso Scarlett Johansson contra Disney por los derechos de transmisión de Black Widow ha sido una de las telenovelas del verano en el hemisferio norte. El quiebre entre la actriz y la “Casa del Ratón” parece ser definitivo y las declaraciones ponzoñosas de lado a lado han marcado el debate.

Básicamente, Johansson demandó porque en el contrato de la cinta se estipulaba que sólo le entrarían ganancias por concepto de taquilla, pero Disney decidió también lanzar la película en su servicio de streaming, lo cual no estaba en el papel. Por lo tanto, Scarlett vio reducida su compensación.

Y en el último documento que Disney envió a la Corte Superior de Los Angeles (EE.UU), hay un dato que seguramente haga que la actriz termine con los pelos aún más de punta: a la fecha, la casa productora ha ganado alrededor de 125 millones de dólares gracias a la inclusión de la cinta en Disney+. Es decir, si este punto hubiese estado incluido en el contrato, la actriz hubiese visto una paga mucho más cuantiosa.

En la contrademanda, Disney solicitó que el juicio fuese arbitrado y señaló que la demanda de Johansson no tenía mérito: en resumen, el hecho de que la cinta se haya estrenado también en línea podría ayudarla a recibir una compensación mayor a los 20 millones de dólares que ya le pagaron de sueldo. No sabemos si esa compensación se traduce en bonos u otros conceptos, ya que el documento no lo deja claro.

Sea como sea, el resultado de este juicio podría ser muy importante para la industria a futuro ahora que el modelo de estrenos es híbrido. Pero en el caso particular, esta batalla legal no tiene un final pronto a la vista.