«Dark Phoenix» tuvo el peor debut de la saga X-Men. Costó 200 millones de dólares, consiguió solo 33

La historia de la saga de X-Men da para una película en sí misma. Un documental sería adecuado: cómo fue que la saga que dio origen a la era de los blockbuster de superhéroes, allá por el año 2000, hoy es vista más como un muerto caminante que un respetado y familiar ciclo de películas, al estilo Avengers. Pero aquí estamos: Dark Phoenix acaba de estrenar y su pésima recepción no ha sorprendido a absolutamente nadie. 

Si uno no supiera no supiera nada de la complicada historia que arrastró esta producción, una película basada en una famosa serie de comics, que ya ha sido adaptada en el pasado en una versión animada, juguetes y videojuegos, repleta de actores famosos como Sophie Turner, Jennifer Lawrence y Michael Fassbender debería ser un éxito seguro. Pero en este caso, la realidad contradice a la lógica. 

20th Century Fox

«Dark Phoenix» tuvo problemas desde sus inicios. Todo partió con la noticia de que la película iba a tener que pasar más tiempo en filmación. Una vez lista, su fecha de estrena empezó a ser desplazada mes a mes. Cuando ya se confirmó su estreno, ya nadie aun tenía interés por ella. 

Box Office Mojo

El gráfico de arriba muestra el debut y la recaudación de cada película de X-Men. Entre Dark Phoenix y la que le sigue, la también muy mal recibida Orígenes: Wolverine, hay una cantidad enorme de dinero.  Incluso «Last Stand», una película que en la práctica cuenta la misma historia que Dark Phoenix tuvo mejores resultados. 

El mensaje es claro: Dark Phoenix es un fracaso rotundo.