fbpx

Conoció a Woody y Buzz con su hija y él fue el niño emocionado. Porque fue amigo fiel antes que papá

Si hay una película que ha trascendido de generación en generación es Toy Story, arrancó en 1995, tras su mega-éxito continuó en 1999, tuvimos que esperar 11 largos años para volverla a ver en 2010, y ahora tras 9 años, ha llegado su cuarta parte «Toy Story 4».

La película lleva menos de un mes en taquilla pero está en la boca de todos, sus personajes están tan ocurrentes como siempre y la única diferencia es que la tecnología ha hecho de las suyas, ya que se nota el minucioso detalle en cada ‘actor’:

Pixar

Y como la historia de juguetes esta siendo tendencia nuevamente se han filtrado algunas imágenes en redes sobre nuestros héroes. Como la de este papá «millennial» que se concentró más en posar con sus amigos de toda la vida que en su hija:

Autor desconocido, ayúdanos a encontrarlo

El hecho ocurrió en Texas (Estados Unidos) cuando LaRoyce decidió llevar a su hija Zayda a Disneyland, no tenemos pruebas pero tampoco dudas de que es un padre responsable a pesar de la impresión que nos puede dar la imagen.

Estábamos tomando fotos con todos los personajes del parque, ¡pero Toy Story es mi película favorita! Así que cuando nos pusimos en la fila de Bo Peep, inicialmente tenía una camiseta que decía «Mejor papá siempre», así que me la quité y me puse mi camiseta de Toy Story. Originalmente, solo se suponía que Woody iba a salir, pero Buzz también salió, así que era como un niño en Navidad.

LaRoyce Hall a Unilad

Facebook: Hall LaRoyce

Todos tenemos nuestros momentos de debilidad,  además, no creo que sea necesario aclarar que Toy Story no es una película exclusivamente para niños.

Es decir, si quieren sumarse a la fiebre bienvenidos sean, pero Toy Story es nuestra, de los niños noventeros que crecimos junto a ella y que la hemos acompañado por estos casi 25 años. Ahora llevamos a nuestros hijos a verla, pero el que diga que no entiende a este papá no tuvo infancia.

Se dejó llevar por la euforia de compartir con sus amigos de la gran pantalla, esos que seguramente veía desde que tiene memoria, no diremos que fue correcto, pero lo comprendemos. Gracias por tanto Toy Story, por enseñarnos a nosotros, a nuestros hijos y a todos a valorar los juguetes. Lo único que te criticaría, no nos enseñaste a no dejar a nuestros hijos fuera de las fotos.